Un salmantino en el corazón tecnológico

Carlos González reside en la meca de la investigación y la medicina, Erlangen, desde hace tres años, y su entidad desarrolla un proyecto para una multinacional alemana, que ejerce una importante labor social al dar, también, trabajo a refugiados y una oportunidad a los jóvenes

El salmantino, se encuentran en la fuente de Pauli, en la plaza del mercado de Erlangen.
El salmantino, se encuentran en la fuente de Pauli, en la plaza del mercado de Erlangen.

Wilhelm Conrad Roentgen cambió el mundo tras descubrir los rayos X y Siemens se dedicó a la fabricación de estos aparatos. En la actualidad, el salmantino Carlos González también colabora en cambiar el mundo desde el corazón de la entidad ITQ que opera en Erlangen, en Alemania, país en el que se encuentra este joven desde el año 2015. Y es que su empresa, que se dedica a la industria 4.0 (fábricas inteligentes), ayuda no sólo a desarrollarse a los jóvenes sino que, también, da asilo a refugiados en diferentes programas de prácticas.

La entidad proporciona principalmente servicios de consultoría y le ha encargado a Carlos un proyecto colaborador con Siemens Rolling Stock (antigua Siemens Mobility). “Me encargo del diseño de una arquitectura de software estándar que pueda ser empleado en diversos modelos de trenes”, asegura. “Para ello tengo en cuenta los requisitos de los diferentes clientes y coordino con otros compañeros la implementación y pruebas del software; desde pequeños componentes hasta subsistemas completos del tren”. “Con un equipo de apenas 60 trabajadores de 27 países distintos, la empresa incluye a tres solicitantes de asilo y es muy reconfortante saber que gracias en parte a mi trabajo, ITQ puede ayudar a desarrollarse a jóvenes que realmente necesitan que alguien les dé una oportunidad”.

Frente a las oficinas de SIEMENS, en Erlangen
Frente a las oficinas de SIEMENS, en Erlangen

Uno de los eventos de la entidad en la que Carlos participó fue, precisamente, en Salamanca, a primeros de marzo, el Makeathon en el edificio I+D+i de la USAL. “Allí, juntamos a unos 30 estudiantes de las Universidades de Valladolid y Salamanca con el objetivo de desarrollar diferentes prototipos relacionados con ‘el Internet de las cosas’ (Internet of Things) en apenas día y medio. La experiencia fue maravillosa, con muchos de los estudiantes deseando repetir y, por nuestra parte, quedamos encantados y sorprendidos por la motivación y las capacidades que demostraron”.

El contacto continuo con los estudiantes es algo que mantiene Carlos, no sólo porque en su entidad promueven la labor en los jóvenes sino porque Erlangen, donde se encuentra su residencia, es una ciudad universitaria que cuenta con casi 40.000 alumnos. “Me recuerda a Salamanca. Además, puedes ir andando o en bicicleta a todas partes, lo que es una maravilla. A veces se queda algo pequeña pero, en el cercanías, estás a 20 minutos de Núremberg y, en tren de alta velocidad, a poco más de una hora de Múnich”.

“Erlangen me recuerda mucho a Salamanca al ser una ciudad universitaria”

Erlangen es la meca de la medicina y la ingeniería biomédica, “donde Siemens juega un papel fundamental”. “El propósito de la ciudad”, confiesa, “es convertirse en ‘capital federal’ en investigación, producción y servicio en el campo médico. De hecho, se estima que uno de cada cuatro trabajadores de la ciudad desempeñan labores relacionadas con la medicina”. Pero “encontrar piso es casi imposible, como en Múnich cuando me instalé en un primer momento, pero el sentido cívico y la cultura de relax son muy importantes en Erlangen”, una ciudad donde “a pesar de no existir el límite de velocidad los accidentes son raros”.

Carlos confiesa que sus primeros conatos con Alemania fueron duros, no conocía a nadie y el idioma tampoco ayudaba. “Los alemanes no son tan abiertos y cercanos en un primer momento pero apuntarse a los cursos de idiomas y compartir piso con nativos ayuda mucho porque conoces gente interesante de cualquier parte del mundo”.

Cuando se enteran de que soy español me preguntan si lo paso mal ya que hemos descendido a los menos 15 grados, yo les contesto que deberían ir a Salamanca…”.

Carlos González se encuentra en el Schlossgarten.
Carlos González se encuentra en el Schlossgarten.

PERFIL

  •  Nombre: Carlos González Sánchez
  • Ocupación:  Ingeniero industrial, consultor en proyectos de ingeniería de ‘software’ y sistemas
  • Lugar de residencia: Erlangen, Estado Federado de Baviera (Alemania)
  • Habitantes: 112.846
  • Distancia:  1.614’81 kilómetros
  • Diferencia horaria: La misma

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*