Salamanca condena la sentencia contra ‘La Manada’ al considerarla “injusta”

La Plaza Mayor se levantaba en armas para protestar contra el fallo judicial que imponía nueve años a 'La Manada' por abusos sexuales y no por violación

Manifestantes, en la Plaza Mayor de Salamanca. FOTO: DGRATIS Salamanca
Manifestantes, en la Plaza Mayor de Salamanca. FOTO: DGRATIS Salamanca

La Plaza Mayor de Salamanca se levantaba en armas la tarde de este jueves, 26 de abril. A las ocho de la tarde, cientos de personas se concentraban en el ágora salmantino para protestar contra la condena que imponía nueve años a ‘La Manada’ por abusos sexuales a una joven madrileña en los pasados Sanfermines de 2016.

Salamanca se unía así al resto de provincias españolas que se manifestaban al grito de ‘La manada somos nosotras’ o ‘Hermana, pase lo que pase nosotras te creemos’. Muchos colectivos, tras conocer la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra por un delito continuado de abuso sexual de José Angel Prenda, Ángel Boza, Jesús Escudero, Alfonso Jesús Cabezuelo y Antonio Manuel Guerrero a la joven de 18 años, a la que también robaron el móvil, se mostraban en desacuerdo con la decisión tomada. Consideran que “no se trata de un abuso, sino de violación” y que se ha abierto la veda para otros supuestos agresores.

Las pancartas copaban el ágora salmantino. FOTO: DGRATIS Salamanca.
Las pancartas copaban el ágora salmantino. FOTO: DGRATIS Salamanca.

Las reacciones a la sentencia no se hicieron esperar en la capital del Tormes, los rostros de indignación y dolor copaban a los congregados, una parte importante de los manifestantes fueron las mujeres más jóvenes que salieron a la calle, tal y como hicieron el 8 M, para defender sus derechos y los de sus compañeras. La Plaza presenció muchos gritos y pancartas por lo que consideran “injusto”, al considerar que “la sentencia no está a la altura de la gravedad de los hechos”. De hecho, muchos creían que “la condena debía haber sido ejemplar para sentar precedentes”.

La Fiscalía había pedido 22 años de cárcel por violación a cada uno de los imputados y la defensa de los condenados, absolución. La Audicencia provincial de Navarra decretó, finalmente, 9 años por un delito de abuso (no por violación) y robo de móvil con intimidación. Además, se impuso que la víctima sea indemnizada con 50.000 euros y que los jóvenes sevillanos se hagan cargo de un tercio de las costas procesales y no se puedan acercar a la madrileña ni comunicarse con ella en, al menos, 15 años. Y deberán pagar 1.531 euros al Servicio Navarro de Salud. Por sus delitos de privatización de libertad se descontará el tiempo que ya han permanecido en prisión y se les obligará a cinco año de libertad vigilada. El autor del hurto deberá abonar 900 euros a la víctima.

Los abogados defensores de los acusados, tras conocer las reacciones de la población, insistían en que “ahora todo el mundo es juez y que los manifestantes no deben juzgar porque no ha visto a ninguno durante el litigio, ni tienen títulos académicos para poder sentenciar”. Además, recurrirán la decisión de la Audiencia partiendo de la base de que el fallo ha contado con un magistrado en desacuerdo que pedía la absolución de éstos.

Lo cierto es que la opinión pública no se ha hecho esperar y ha salido a la calle. Internet y las redes sociales tampoco han dado tregua y se han sumado a las protestas numerosos famosos y personas anónimas.

Reacciones en redes digitales.
Reacciones en redes digitales.
Más reacciones en las redes.
Más reacciones en las redes.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*