Felipe VI inaugura el gran foro de la educación superior en Salamanca

El Rey anima a fortalecer una apuesta por la educación en un encuentro Internacional que atrae a Salamanca a 700 rectores de todo el mundo

Felipe VI ha presidido este lunes la inauguración del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia 2018, que acoge la Universidad de Salamanca con motivo de la conmemoración de su VIII Centenario.

El rey ensalzó una cita “única”, que destacó como un “excelente ejemplo de colaboración entre empresas y universidades para fomentar el emprendimiento y el empleo”. También remarcó la necesidad de reivindicar y defender siempre “la importancia y el prestigio de la Universidad y prestar todo el apoyo necesario para que en el siglo XXI pueda seguir desarrollando un papel pionero en la docencia, en la investigación y en la traslación del conocimiento a la sociedad”.

En referencia a la USAL Felipe VI apuntó que “desde la constitución en el lejano siglo XIII de su Studium Generale, la Universidad salmantina no ha dejado de realizar grandes aportaciones al pensamiento y al conocimiento universales”, sugirió que debe continuar la educación superior de hoy en día enfrentándose a los retos de formar y aprender en un mundo digital, contribuir a la investigación en el ámbito universitario y al desarrollo social y territorial.

Al mismo tiempo, el monarca expresó su plena confianza en la capacidad de los participantes “para construir día a día una Universidad con liderazgo social, educativo y científico; una Universidad abierta que contribuya al bienestar y al futuro de todos nuestros ciudadanos”.

Declaración de Salamanca

El trabajo que desarrollarán en la Universidad de Salamanca los diferentes expertos en el ámbito educativo se plasmará en la llamada ‘Declaración de Salamanca’, un compromiso de acciones concretas en pos del avance del sistema universitario “en consonancia con las necesidades de la sociedad del siglo XXI”, tal y como subrayó la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante su intervención.

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, centró su discurso en la importancia de trabajar por una universidad multidisciplinar, universal e integradora al estilo de aquella Universidad de Salamanca “que fue pionera en el reconocimiento de la diversidad y la igualdad”.

Como “referente imprescindible para nuestra sociedad”, sobre la Universidad recae la responsabilidad de fomentar el desarrollo de nuevas habilidades y competencias para el futuro “con el objetivo de formar ciudadanos globales pues somos parte de una comunidad más amplia en la que el conocimiento no tiene fronteras”, incidió Ana Botín.

Con el objetivo de ahondar en los valores los valores universales y profundizar en la formación pluridisciplinar, Botín espera “acertar en el diagnóstico y decirle a la sociedad lo que espera de nosotros para seguir contribuyendo a su progreso”.

Al acto de inauguración de Universia 2018 se sumó el presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, quien regresaba a Salamanca tras su reciente visita de Estado. El mandatario luso reivindicó la universalidad de la educación superior, que debe seguir trabajando, dijo, “por la justicia y la solidaridad” y aspirando a la modernización “pues igual que existe una Economía 4.0 ha de existir una Educación 4.0”. En esa línea, destacó que el futuro de las sociedades pasa por las aulas y reconoció el esfuerzo de quienes se dedican a la formación “pues educar no es tarea fácil”.

Finalmente, y para referirse a los desafíos que plantea Universia 2018, Rebelo de Sousa no se olvidó de Unamuno, omnipresente a lo largo del acto inaugural como uno de los grandes referentes de la Universidad de Salamanca, al señalar que “quien no ansía ser más, no llega a ser nada”.

Formación sin obstáculos

Por su parte, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría, se refirió a la amplia gama de desafíos a los que se enfrenta el futuro del sistema universitario, dándole importancia, indicó, evitar el coste elevado para que la financiación no suponga un obstáculo para nadie que desee emprender sus estudios.

El turno de intervenciones incluyó la del rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri, quien puso de manifiesto que “no existe ningún ejemplo de desarrollo social y económico en ninguna parte del mundo en el que la universidad no haya sido eje central”.

Por su parte, la apertura del acto correspondió al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien, además de poner de manifiesto la excelente calificación que obtiene la Comunidad Autónoma año tras año en el informe PISA, quiso resaltar las grandes aportaciones de la Universidad de Salamanca a lo largo de sus ocho siglos de historia situando a la ciencia y la innovación como principales motores de desarrollo.

 

 

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*