Pinceles infantiles para colorear el espacio sideral

Los participantes en el campamento urbano 'Little artist 2017', de Espacio Nuca, pintan un mural en el barrio del barrio del Oeste en una aproximación al 'street art'

Paula y Candela se han hecho “muy amigas” en los campamentos urbanos de Espacio Nuca. A las dos les encanta dibujar. A la primera, “mandalas y personas”, y a la segunda, “cosas difíciles, porque con lo fácil me aburro”. Esta mañana, las dos se afanaban con los pinceles en un muro de la calle Nieto Bonal, en el barrio del Oeste.

Forman parte de la veintena de niños y niñas de entre 5 y 12 años que participan en la actividades del programa estival Little artists 2017, desde el que el espacio artístico dirigido por Eduardo Nuca ofrece propuestas para “descubrir lugares nuevos” y azuzar la creatividad de los participantes. Hoy tocaba profundizar en el street art, y qué mejor lugar para hacerlo que en el corazón de la galería urbana de ZOES.

Organizados en dos grupos por edades, los chavales han recorrido la exposición al aire libre que ofrece este vanguardista barrio de la capital salmantina y, sobre todo, han tenido la oportunidad de dar rienda suelta a su imaginación en un mural que reproduce los dibujos que han seleccionado para la ocasión, un cohete espacial y el planeta saturno, para los que han ideado su personal escenario, plasmado sobre una pared viva que ZOES destina a que los más pequeños puedan realizar una intervención artística en la calle como galería-patio de recreo.

Es solo una de las actividades que incluye el campamento Little artist de Espacio Nuca, en el que los participantes también realizan manualidades, visitas guiadas
-como la que hace unos días les llevó a conocer la exposición de Miguel Barceló-, pintan cuadernos y camisetas y construyen una nave espacial en tres dimensiones.

También hacen amigos “muy fácilmente, más que en otros sitios”, tal y como asegura Candela, que pinta desde los 3 años porque con esta afición “me puedo relajar y expresarme de otra forma”. Para ella y para sus compañeros y compañeras, experiencias como la vivida hoy en el barrio del Oeste son “muy chulas”, que es, quizás, uno de los mayores grados de satisfacción que pueden existir en el universo infantil para manifestar si algo les gusta.

Galería:

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*