Piezas inéditas para una exposición antológica de Agustín Casillas

La Diputación y el Ayuntamiento de Salamanca inauguran una muestra con 70 piezas del escultor salmantino que puede visitarse hasta el 21 de enero en La Salina

La Diputación de Salamanca acoge hasta el 21 de enero una exposición antológica del escultor salmantino Agustín Casillas programada por la institución provincial en colaboración con el Ayuntamiento de Salamanca y en la que se muestran 70 obras, algunas de las cuales no han sido expuestas hasta ahora.

Durante la inauguración, a la que han asistido el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, y los comisarios de la muestra, Lydia y Antonio Casillas, hijos del artista, el presidente de La Salina, Javier Iglesias, ha explicado que la exposición sirve como “especial homenaje” a la figura de un escultor que ha dejado una importante huella en la provincia.

Las 70 creaciones, que pueden contemplarse en la Sala de Exposiciones de La Salina y en el patio de la Diputación, forman un itinerario cronológico que incluye las tres últimas piezas que el autor realizó en el año 2016, poco antes de fallecer, y que están aún sin cocer. Asimismo, y coincidiendo con la época navideña, el patio de la institución provincial albergará un misterio de terracota cuyas piezas se exponen también por primera vez, aunque fueron creadas en el año 1990.

Iglesias ha recordado que este escultor destacó por su “salmantinismo” y por su habilidad para manejar materiales como el hormigón, el bronce, la terracota y las tintas. La figura humana fue el eje central de su obra y, así, encontramos entre su trabajo magníficas representaciones de figuras religiosas; literarias, como La Celestina; personajes históricos como Unamuno o gentes rurales y urbanas.

Por su parte, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha destacado que Agustín Casillas permanecerá unido para siempre a la historia de la ciudad porque, con su escultura, ha modificado su paisaje y perfil urbano. En este sentido, ha añadido que sus creaciones permiten recorrer “Salamanca y nuestra historia”, porque paseando por la ciudad, gracias a Casillas, el visitante puede encontrar al Lazarillo de Tormes, a la Celestina, a Picasso, a Rafael Farina, a Cervantes o al príncipe Don Juan.

Fernández Mañueco ha reiterado que Agustín Casillas es uno de los grandes escultores de nuestra tierra, de los que han hecho posible “una época dorada de la escultura en Salamanca y en Castilla y León”.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*