Nuevos espacios para disfrutar la ciudad

Los espacios recreativos han mejorado en el último año con la renovación de parques y la construcción de otros, como el barrio de San Bernardo

El pasado mes de febrero concluyeron los trabajos de construcción de un nuevo parque en la calle Villares, en el Barrio de San Bernardo, del que disfrutan ya los vecinos de la zona. Con esta infraestructura, el Ayuntamiento continúa con su intención de remodelar el barrio y, especialmente, el entorno de la estación de autobuses. Pero no ha sido éste el único parque que estrena la ciudad. En el último año se han sucedido las inauguraciones y todavía permanece en obras el parque de Salesas.

Salesas
En caso del área de recreo de Garrido Sur, las obras permitirán la renovación de una superficie total de más de 5.400 metros cuadrados. El proyecto recoge la creación de una nueva zona infantil en el centro, donde se habilitarán gradas de hormigón con asientos de madera. Además, mejorará el ajardinamiento en las zonas verdes de nueva creación, gracias a la instalación de riego automático. Los niños contarán con nuevos juegos infantiles dependiendo de las edades, incluido un juego inclusivo; y junto a las zonas verdes se instalará una decena de aparatos de gimnasia, para las personas mayores.

Hace poco más de medio año se abrió al público el emblemático parque de Los Jesuitas. Cinco meses duraron las obras que permitieron una intensa renovación del área verde más amplia de la ciudad. Las intervenciones fueron numerosas, si bien destaca el acondicionamiento de los caminos y pavimentos. El parque cuanta ahora con tres zonas infantiles, dos para los más pequeños en la que se agruparán los juegos adaptados para niños menores de seis años, y otra para los más mayores, incluyendo juegos inclusivos. Nada queda de la antigua pérgola, sustituida por una mucho más moderna y funcional. Entre otros aspectos, se incluyó un circuito de habilidad para perros.
En el barrio de San Bernardo las obras se suceden desde hace más de un año.

Villar y Macías
Al parque Villar y Macías se han ido sucediendo otras zonas de recreo, si bien, por la superficie y la ubicación, es el de la avenida de Portugal el que mayor número de usuarios recibe, especialmente después de las obras. Este espacio, al que se le practicó un cambio radical de imagen, cuenta con tres zonas diferenciadas de juegos infantiles, una de ellas totalmente accesible. También se instaló un circuito de aparatos de gimnasia biosaludable para facilitar la práctica de ejercicio físico a personas mayores y adultos. Jardineras, luminarias, fuentes y accesos han rejuvenecido este espacio, construido en 1998.

Colón
En la plaza de Colón se ha ubicado el primer circuito biosaludable del centro histórico, junto al que también se han dispuesto una zona de juegos infantiles. Una de las necesidades más importantes de este espacio era mejorar la accesibilidad, circunstancia que se ha solventado con la eliminación de desniveles y rebajando los pasos de granito.

Baleares
Los vecinos de Pizarrales, los niños especialmente, utilizan desde el mes de octubre nuevo parque de la plaza de Baleares, donde se ha instalado una nueva zona de juegos infantiles, con un juego inclusivo, y un circuito de ocho aparatos de gimnasia biosaludables.

Villares
El último en incorporarse al conjunto de zonas recreativas ha sido el de la calle Villares. El aspecto físico de este espacio ha cambiado por completo y en él disfrutan a diario numerosas personas de todas las edades, pues se ha construido pensando en dar servicio a mayores y pequeños. Dispone de una zona para perros, una gran plaza de 600 metros cuadrados, que comunica la calle Villares con Filiberto Villalobos y una moderna zona de aparatos biosaludables para realizar gimnasia urbana. Además, el nuevo parque ofrece una zona infantil de 300 metros cuadrados y un pequeño campo de fútbol de 36, así como dos fuentes ornamentales.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*