El Museo de Salamanca, 170 años de colección

El Museo de Salamanca,alberga una extensa colección de obras de arte, arqueología y una muestra de etnología que describen la historia de nuestra provincia

El próximo día 18 se celebra el Día Internacional y la Noche de los Museos (día 19). Salamanca se suma a esta celebración abriendo al público de manera gratuita una decena de espacios, entre ellos el Museo de Salamanca, uno de los centros menos conocido por los salmantinos, a pesar de que está planteado, precisamente, para dar a conocer la historia, las raíces de los que habitamos esta tierra.

En el Museo de Salamanca, propiedad de la Junta de Castilla y León, se investiga, conserva, restaura y difunde el patrimonio cultural de la provincia para darle una proyección social mediante la exhibición de sus fondos, la publicación de guías, catálogos y estudios monográficos; la realización de actividades dirigidas a los escolares y las visitas guiadas. En definitiva, resumen su director Alberto Bescós, “en el Museo de Salamanca los salmantinos tienen la oportunidad de conocer su historia, su patrimonio. A lo largo muchos años se trató de crear un “pequeño museo del Prado”, se abogaba por una colección universal. En la última etapa, en cambio, trabajamos para mostrar el patrimonio de Salamanca, adquiriendo y poniendo en valor piezas y autores de la provincia”.

La colección de piezas del museo es vasta, aunque sólo se exhibe en torno al 20% de la misma. “la mayor parte de los fondos están custodiados fuera del centro. Hay que tener en cuenta que además de las obras que adquirimos, nos llegan piezas de particulares, que deciden ponerlas en nuestras manos para que las conservemos y no se pierdan. Recientemente nos llegaron cinco tallas de los siglos XVI a XVIII, entregadas en secreto de confesión”. Antiquísimos trajes de charros y otros objetos difíciles de conservar son donaciones habituales por parte de particulares. “También recibimos los restos de las excavaciones arqueológicas o de las prospecciones de obra pública, en los casos de que aparezcan piezas de interés arqueológico”, añade Bescós.

A diferencia de lo que ocurre en el resto de museos provinciales, en los que destaca la parte de arqueología; en el de Salamanca, la colección de arte pesa sobre el resto. Las obras que se exponen de forma permanente se encuentran en el edificio antiguo. Destaca el el retablo barroco churrigueresco realizado entre 1697 y ubicado en el zaguán. En la Sala I merece especial atención el techo, armadura mudéjar policromada del siglo XIV, original del convento de las MM Dominicas. También son piezas de singular valor las Tablas de San Andrés, de Juan de Flandes y el “Llanto por Cristo Muerto”, de Luis de Morales.

El visitante no debería pasar por alto dos grandes lienzos de la Inmaculada, uno de ellos de Andrea Vaccaro. En el apartado de pintura contemporánea, numerosas obras de gran importancia, como “El Segoviano”, de Zuloaga o el retrato a Unamuno de Juan Echevarría.
Un apartado especial merecen los artistas salmantinos, de los que se han ido incorporando obras, como los dos cuadros de Zacarías González, que se sumaron a la colección el año pasado.

Ensalzar la figura de los artistas de la tierra y su obra es un claro objetivo de este centro, tal y como explica su director, de ahí la constante preocupación por ampliar el rastro cultural de rúbrica charra: “Además de las adquisiciones que puntualmente realiza el centro y de las obras religiosas procedentes de las desamortizaciones (origen del museo) la exposición se nutre de los depósitos del Museo del Prado del Museo de Arte contemporáneo”.

En el apartado de difusión, el centro organiza diferentes programas a lo largo del año. Desde visitas guiadas con los estudiantes extranjeros a talleres familiares para la población salmantina. Además, a través de la Fundación de Cultura del Ayuntamiento, los escolares acuden al centro para realizar actividades temáticas a lo largo de todo el año.

El Museo de Salamanca es un espacio de promoción de la cultura de la provincia que todos los salmantinos deberían conocer. Si se anima, sepa que el horario actual es de lunes a sábado, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Los domingos de 10:0 a 14:00. Los lunes, cerrado.
Y recordar que el viernes 18 y la noche del 19, estará abierto ininterrumpidamente y de manera gratuita. Además, para festejar este día, han organizado un juego muy especial, con premio incluido.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*