Más de 40.000 medicamentos circulan a diario por nuestra provincia

Las farmacias de Salamanca se abastecen de dos grandes almacenes, la Cooperativa Farmecéutica Salmantina y el grupo multinacional Alliance Health Care.

¿Se ha planteado alguna vez cómo llega hasta su farmacia la pastilla de Paracetamol que toma para aliviar el dolor? Los medicamentos son unas de las mercancías más preciadas para nuestra sociedad y cada día son miles de millones los envases de fármacos que circulan desde los laboratorios hasta las farmacias para acabar en los botiquines de nuestros hogares o en los hospitales, donde se administran a los enfermos.

Ese circuito, ese recorrido, no es sencillo ni directo, exige una logística muy bien diseñada, una infraestructura de distribución que mueve miles de millones de euros, a través de cooperativas y sociedades del sector farmacéutico.
Las farmacias de Salamanca se abastecen de mercancía

Para hacernos una idea de la capacidad de negocio de este sector, sólo a nivel provincial, Socofasa factura al año cerca de 60.000.000 euros y mueve diariamente más de 30.000 medicamentos. Las farmacias realizan sus pedidos en función de sus necesidades, que pueden ser o no previsibles. Por ello, disponen de distintos horarios de reparto, mañana y tarde para que puedan dar servicio a los asociados con la mayor inmediatez posible. José Manuel Tomás, director gerente de esta cooperativa explica que tienen abiertos seis servicios de distribución al día en la capital y dos a los municipios.

Cada una de las cubetas azueles está asociado a un pedido mediante un código de barras.

Instalaciones
Pero antes de salir de las instalaciones de la cooperativa, las medicinas recorren un circuito muy complejo en su interior. “Cuando comenzamos a trabajar, hace 40 años, se ordenaban, almacenaban y después se seleccionaban los pedidos de forma manual. Con los años llegó la tecnología, la informática y la robótica que han facilitado enormemente estos procesos, en los que se persigue rapidez y control exhaustivo”, explica el gerente.
En el año 1999, las instalaciones del grupo Socofasa se trasladan a la zona industrial de Carbajosa, donde se edifica una nave en la que se incluye un robot con capacidad de almacenar y dispensar 1.200 referencias. En el año 2000 se sumaron otros 2.500 canales de alta rotación. Así que actualmente, el 73 por ciento de los fármacos que salen de esta nave se reparten mediante un sistema robotizado. Dos grandes hileras de doble cara componen torres de medicinas que irán cayendo a una cinta transportadora, de acuerdo con la información que reciban del sistema informático.

“Las farmacias asociadas realizan sus pedidos mediante una plataforma digital. El pedido llega a un ordenador, -situado en el inicio de una gran cinta transportadora-, que lo asocia directamente al código de barras de una cubeta”, indica el gerente.

Un trabajador repone una de las líneas robotizadas de la Cooperativa Farmacéutica Salmantina.

El contenedor se encuentra, en primer lugar, con las dos líneas robotizadas, donde se ubican los medicamentos más solicitados. Los envases caen en la caja, que sigue su curso por un circuito controlado por lectores láser que indican en qué lugar tiene que desviarse de esa cinta para que los dependientes -ahora de forma manual- coloquen el fármaco o producto que indica el albarán, que desde el primer momento está en ese recipiente, impreso por el ordenador inicial.

Los operarios vuelven a colocar la caja en el circuito, que seguirá hasta el punto final del mismo, el muelle de carga, donde los repartidores esperan con los vehículos de distribución.
“Tenemos diferente horario para recoger los pedidos. Horas puntuales que conocen las farmacias, tanto por la mañana como por la tarde. Solo en esos horarios está operativa la línea de trabajo. Aunque es cierto que tenemos infraestructura capaz de realizar todas esas operaciones en solo una hora”, apunta José Manuel Tomás.
En este centro de almacenaje y distribución trabajan actualmente una treintena de personas, entre personal de oficina, de almacén y de distribución. “En el caso de la distribución fuera de la capital, contamos con una empresa externa”.
Socofasa es, en la actualidad, la empresa más eficiente del sector a nivel nacional.

Una de las empleadas de la cooperativa se encarga de completar un pedido de forma manual.

Pasado y futuro
Los orígenes de Socofasa se remontan a mayo de 1.976 , tras la reunión mantenida por 13 farmacéuticos salmantinos para comentar la situación que atravesaba la distribución de medicamentos en Salamanca. De esta reunión surgió la inquietud de estos farmacéuticos por intervenir en la distribución de manera activa, con el fin de obtener un mejor servicio y que este fuera igualitario para todos. 22 farmacéuticos de Salamanca y provincia se disponían a afrontar aquel proyecto. El almacén alquilado se ubicaba en paseo del Rollo, 66, de Salamanca, con una superficie de 400 metros cuadrados.

16 años más tarde la Junta Rectora decide comprar un terreno en el Polígono el Montalvo II -año 1.992- con una superficie de 3.277 metros cuadrados, 3 años más tarde se compra una segunda parcela colindante con la anterior, con una superficie de 3.420 metros cuadrados, sobre las cuales se construye el nuevo almacén de Cooperativa en 1.998 y la actual sede social de la misma, con una superficie de 4.200 metros cuadrados de almacén y 600 metros cuadrados de oficinas.

En la actualidad, la cooperativa farmacéutica afronta un importante reto. A partir del 1 de enero la sociedad entrará a formar parte del grupo BidaFarma, que aunará a 10 cooperativas de todo el país, con lo que acaparará casi un 28% del mercado de la distribución de fármacos a nivel nacional.

BIDAFARMA
La cooperativa BidaFarma, principal proveedor de la Cooperativa Farmacéutica Salmantina, aglutinará a ésta a partir del primero de enero de 2019. Con esta incorporación y la de la cooperativa zamorana Zacofarva, el Grupo Bidafarma calcula que podría aglutinar en torno al 28% del mercado nacional. Además, en cifras supondría 12.000 farmacias asociadas, unas ventas estimadas de 3.100 millones de euros, 1.700 empleados y pasaría a convertirse en el primer grupo distribuidor del país.mediante dos almacenes: Socofasa, la Cooperativa Farmacéutica Salmantina y Alliance Health Care. La primera de ellas atiende el 60 por ciento del mercado; en concreto, 271 farmacias de la capital y de la provincia. Sus instalaciones están ubicadas en la calle Arribes del Duero de El Montalvo II.

Alliance Health Care
Alliance Health Care, el segundo grupo distribuidor en la provincia de Salamanca, es la División de Distribución Farmarceutica Mayorista y Asuntos Comerciales de Walgreens Boots Alliance, la mayor empresa global de salud y bienestar con orientación farmacéutica del mundo. La compañía emplea a más de 370.000 personas y está presente en más de 25 países.

GERENTE

El gerente de la Cooperativa Farmacéutica Salamantina José Manuel Tomás.

José Manuel Tomás Fernández es el director gerente de la Cooperativa Farmacéutica Salmantina. Lleva 42 años trabajando para este grupo y en abril pondrá fin a su vida laboral. “Me marcho muy satisfecho porque la empresa es muy rentable. Queda un final de año muy duro a nivel interno, aunque trabajaremos porque el asociado no note absolutamente nada. El trato cercano y la productividad es nuestro objetivo y así seguirá”.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*