Los salmantinos que viven en Gran Bretaña y las empresas exportadoras de la provincia ya notan el Brexit

Salmantinos residentes en Reino Unido, vecinos del Peñón y empresarios exportadores de la provincia cuentan cómo viven la situación ante el Brexit

Desde la Linea de la Concepción, dos salmantinos contemplan la situación de sus vecinos gibralteraños con el Brexit.

Las noticias sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea han abundado esta semana y lo han hecho incluyendo como coprotagonista a España. La situación en la que quedará Gibraltar  tras el Brexit está dando pie a una serie de hechos y actuaciones por parte del gobierno británico que han generado temor y malestar entre españoles y gibraltareños.

En la Línea de la Concepción vive desde hace décadas una pareja de salmantinos -cuyos nombres prefieren mantener en anonimato- que contempla con disgusto la situación de incertidumbre que viven sus vecinos gibraltareños y también los españoles que cruzan a diario la frontera para trabajar en territorio inglés. La salmantina, profesora, trabaja en la población gaditana, pero algunos de sus alumnos pertenecen a familias gibraltareñas y está al tanto de lo que ocurre a uno y otro lado de la frontera.

“Hay que tener en cuenta que durante el referéndum, el ministro principal de Gibraltar Fabián Picardo hizo campaña por el ‘no’ al Brexit. La participación fue altísima y el resultado aquí fue de un rotundo ‘no’. La primera ministra británica, Theresa May, se ha equivocado y no ha tenido en cuenta la situación de Gibraltar. Si hasta ahora las negociaciones entre España y Reino Unido con respecto al Peñón eran a tres bandas, incluida la Unión Europea, ahora tendrá que negociar sin intermediarios. Picardo también queda fuera”, cuenta.

“Ni a España, ni a la colonia les interesa que cambie la situación. Es cierto que están confusos y tienen miedo, pero tienen que temer a los ingleses, no a España”.

Comenta la salmantina que las noticias “amenazantes” respecto a la soberanía de este territorio vertidas desde el Gobierno británico sólo tratan de confundir a los gibraltareños. “Ni a España, ni a la colonia les interesa que cambie la situación. Es cierto que están confusos y tienen miedo, pero tienen que temer a los ingleses, no a España”, opina.

De momento, las banderas de cada país ondean a uno y otro lado de la verja, y delante de la inglesa, continúa la de la Unión Europea, tal y como muestran las fotografías que nos envía la pareja de salmantinos desde territorio gibraltareño.

Exportadoras
Cecilio Redondo y César Redondo , responsables de la empresa salmantina Maes Honey, exportadora de miel.Aunque a estos salmantinos la decisión de los británicos de salir de la UE no les afecta directamente, existen otros colectivos de origen salmantino a los que el Brexit ya les está haciendo mella.

Es el caso de las empresas que exportan sus productos a las islas británicas. Miel, repostería, artículos de equitación, embutidos ibéricos… son algunos de los artículos y productos que se fabrican y elaboran en Salamanca con destino a las islas británicas.

Según los datos de las Cámaras de Comercio, el valor de las operaciones de exportación de mercancías de empresas salmantinas a Gran Bretaña fue, en el año 2016, de más de 20 millones de euros.
Contribuyen a esta cifra más de media docena de firmas, como por ejemplo Feyce, empresa del sector alimentario que comercializa miel y productos apícolas. César Redondo, director general de Feyce, afirma que desde que se conoció el resultado del referéndum, el pasado año, sus operaciones con Inglaterra se han reducido a la mitad.

“El temor por los aranceles que se aplicarán a los productos que lleguen de España ha cancelado buena parte de los contratos que manteníamos con nuestros clientes ingleses”, asegura el empresario, que destaca que el 8% de su volumen de producción se vendía, hasta ahora, en el mercado británico. Por su parte, los ingleses importan el 80 por ciento de la miel que consumen. “Ahora toca adecuarse a las circunstancias, que son desfavorables para nosotros, y buscar otros mercados para compensar”, asegura César Redondo.

César Redondo: “Ahora toca adecuarse a las circunstancias, que son desfavorables para nosotros y buscar otros mercados para compensar las pérdidas”

En Peñaranda se encuentra la empresa de fabricación de productos de repostería Dulca, que vende el 80 por ciento de su producción fuera de España, aunque sólo el 3% a las islas británicas.

“No creo que nos pongan aranceles. También tendrían que ponerlos a las empresas inglesas que venden en España. Si nos ponen aranceles, nos sacan a todos”.

Asegura su gerente, César Serna, que, de momento, no ha habido cambios en la relación comercial con sus clientes ingleses. “Lo único que nos ha afectado negativamente es la bajada de la libra. Cuanto más cara esté la moneda inglesa, más competitivos podemos ser. Por este motivo, ya hemos tenido que ajustar los precios”. Sin embargo, a falta de información oficial y de medidas concretas, creen que las transacciones comerciales no se verán afectadas.

“No creo que nos pongan aranceles. También tendrían que ponerlos a las empresas inglesas que venden en España. Si nos ponen aranceles, nos sacan a todos”, reflexiona el salmantino, que de momento, está tranquilo, pues queda un largo período de conversaciones bilaterales entre Gran Bretaña y el resto de países de la Unión Europea. “Será entonces cuando conozcamos el alcance de esta decisión, aunque, como digo, no creo que suponga gravar la mercancía”, apunta el peñarandino.

César Serna: “Lo que verdaderamente hace mella en nuestro negocio con Gran Bretaña es la devaluación de la libra”

Aljomar, conocida empresa salmantina ubicada en Guijuelo y dedicada a la elaboración y comercialización de embutidos y jamones ibéricos, es otra de las firmas salmantinas que exporta a las islas británicas.

En concreto, esta compañía tiene gran experiencia en el mercado internacional, pues ya está presente en 25 países. El volumen de las ventas en territorio inglés supone un 10 por ciento de las exportaciones, y temen que, con el Brexit, desciendan a la mitad. Rodolphe Gobenceau, responsable de Exportaciones en Europa, asegura que existe una gran incertidumbre por la situación que se plantea con la salida de Inglaterra de la Unión Europea.

“Está claro que se producirá un incremento de las tasas, que puede acarrear, como mínimo, que el precio de nuestros productos aumente un 35 por ciento en los puntos de venta ingleses. Si es así, tendremos que plantearnos si nos compensa vender a este país. Los productos ibéricos son productos de alta gama, delicatessen, y en las islas británicas, no están al alcance de todos. Un aumento del precio dejaría fuera del perfil de nuestro cliente a un porcentaje elevado de consumidores”, explica.
Los exportadores a Reino Unido, de Salamanca, ya notan los efectos del Brexit.Resume Gobenceau que si se aplican las tasas, como es previsible, los ingleses dejarán de consumir numerosos productos que llegan de Europa por el precio desorbitado que tendrán que pagar por ellos.
En definitiva, aunque todavía queda tiempo hasta que se haga efectivo el Brexit, las empresas exportadoras salmantinas ya están sufriendo las secuelas. Habrá que ver cómo afectará a los consumidores el acceso a los artículos británicos.

Rodolphe Gobenceau: “Si se aplican aranceles, los ingleses dejarán de consumir productos que llegan de Europa, por el encarecimiento de sus precios”

Galería:

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*