‘Los desastres de la guerra. Ayer y hoy’ conmueve a 17.000 personas en la Casa Lis

En la muestra, las fotografías del reportero salmantino Alberto Prieto dialogan con los grabados creados por Goya durante la Guerra de la Independencia Española

La exposición Los desastres de la guerra. Ayer y hoy, que puede visitarse desde el pasado 25 de mayo en la Casa Lis, ha recibido ya 17.000 visitantes. Todos ellos han sido partícipes de la reflexión propuesta con motivo del Día de los Museos –Museos e historias controvertidas: decir lo indecible en museos– sobre la barbarie que supone cualquier conflicto bélico.

Lo han hecho a través del diálogo establecido entre los 80 grabados creados por Francisco de Goya para dar testimonio de lo ocurrido durante la Guerra de la Independencia Española (1808-1814), impresos en la Calcografía Nacional en 1937, mientras caían bombas sobre Madrid, y las imágenes del fotoperiodista salmantino Alberto Prieto, cuyo trabajo documenta situaciones de denuncia social, desarraigo, migraciones, exclusión social, guerras y posguerras

Más de la mitad de quienes se han acercado al Museo Art Nouveau y Art Déco de la capital salmantina para visitar esta muestra procedía de otros países, lo que consolida la Casa Lis como foco de atracción de turistas extranjeros.

Destaca la procedencia de visitantes franceses (11%), estadounidenses (8,5%), del Reino Unido (8,2%) y de Australia (1,6%). En lo que respecta a los visitantes nacionales (45,5%), los salmantinos ascendieron a un 11%, mientras los madrileños alcanzaron el 8,1%. Como resultado de esta buena acogida, la Casa Lis ha obtenido 30.000 euros en concepto de venta de entradas, habiéndose beneficiado del acceso con tarifas reducidas más del 40% de todos los visitantes (grupos, estudiantes, jubilados, desempleados y entradas conjuntas, entre otras) y de acceso gratuito, un 22% (niños, residentes de Navasfrías y visitantes durante el horario gratuito: los jueves, de 11 a 14 horas).

La muestra Los Desastres de la Guerra. Ayer y hoy, que podrá visitarse hasta el próximo septiembre, pone de manifiesto que las colecciones y exposiciones “encarnan los medios de la memoria y de la representación de la historia”, tal y como destaca el Consejo Internacional de Museos (ICOM), que añade: “Permiten mostrar cómo el museo expone y escenifica las memorias heridas para poder reflexionar más allá de la percepción individual (…) plantear cuestiones fundamentales sobre la sociedad en general y procurar los instrumentos propicios para una reflexión crítica sobre los desafíos ligados a la memoria”.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*