Los coros llevan la voz cantante en Navidad

La agenda musical de Salamanca llena sus huecos diarios de conciertos navideños. Los diversos y numerosos coros que existen en la ciudad viven una de sus épocas más especiales y emotivas. Voces de todas las edades, de todos los ‘colores’, regalan los oídos de su público al ofrecerle los frutos del esfuerzo realizado durante meses

El concierto navideño que ofreció el pasado año el Coro de Niños del Ciudad de Salamanca en la iglesia de San Esteban.

Raro hubiera sido que Laura, Clara y Carmen no formaran parte de un coro en algún momento de su vida. Al fin y al cabo, las tres hermanas, de 11, 10 y 7 años, son “fruto” del amor que nació entre sus padres mientras cantaban en el Coro Francisco Luis de Victoria de la Universidad Pontificia de Salamanca. Ella era soprano; él, tenor.

Por lo que cuenta ella, la madre, Ana María García, las niñas vinieron al mundo con la música en el ADN. Una herencia genética transmitida no sólo por sus progenitores, sino también por la historia familiar: el abuelo fue profesor de Música, el tío es pianista profesional… No extraña entonces que Laura, Clara y Carmen ya cantaran cuando apenas sabían hablar.

Iniciaron su formación musical a los 4 años -la mayor cursa 4º de Violín; la mediana, 3º de Chelo, y la pequeña estudia Piano en una escuela de música-, y como les gusta cantar, forman parte del Coro Ciudad de Salamanca. Nació en 2014 en el seno de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes y actualmente integra a un total de 140 coralistas en sus cuatro agrupaciones: Precoro (para menores de 8 años), Coro de Niños (de 8 a 16 años), Coro Juvenil (de 14 a 21 años) y Coral Polifónica (a partir de los 16).

Acostumbrar el oído

De izquierda a derecha, Clara, Laura y Carmen, con sus instrumentos musicales.

En su caso, entraron en el coro con una base musical previa, pero no siempre es así. Es más, a menudo no es así. Como explica Naila Zakour Sabour, directora del Precoro y el Coro de Niños, muchos llegan sin grandes conocimientos musicales anteriores y, de hecho, no es indispensable que los tengan, ya que para ingresar en estas agrupaciones los interesados sólo realizan “una pequeña prueba a través de juegos de imitación para ver si tienen oído, porque la técnica vocal se trabaja”.
Eso sí, si el tímpano se acostumbra a la música desde la más tierna infancia se nota. Por eso Naila recomienda fervientemente “que los niños escuchen todo tipo de ritmos y de música desde que nacen”, sin que el repertorio se reduzca al cancionero infantil.

“Al coro llegan niños a los que les encanta cantar. Muchos han visto algún concierto antes y disfrutan tanto del espectáculo que se animan a probar. Aunque una actividad de este tipo tiene que gustar, porque requiere esfuerzo, y se nota que salen cansados de los ensayos”, apunta. Éstos varían según la agrupación -en el Precoro, dos días a la semana durante una hora; en el Coro de Niños, una hora y media, también dos días- y el momento.

En esta época del año, por ejemplo, están marcadas en rojo algunas de las fechas más destacadas para los coros en general, las que anuncian los conciertos de Navidad. En el caso del Coro Ciudad de Salamanca, llega el ciclo Navidad Polifónica, y eso requiere una preparación algo más intensa. El programa pedagógico diseñado para sus agrupaciones infantiles se basa en “juegos rítmicos y musicales” que favorecen el desarrollo auditivo. Aún así, el espíritu lúdico que caracteriza esta actividad no le resta intensidad.

“El Conservatorio, el coro… Si no disfrutaran de la música, sería un suplicio para ellas”, apunta la madre de Laura, Clara y Carmen, que considera que los beneficios de esta afición van mucho más allá de lo estrictamente musical. “Estar en un coro les aporta otra serie de cosas muy importantes, como la disciplina, la necesidad de esforzarse, la paciencia… Además, el ambiente es muy bueno y se crea un grupo de amigos excelente”, resalta Ana María.

En la misma línea se expresa Elena Bonet. Su hijo Pablo, de 11 años, ha entrado este año en el Coro de Niños, una experiencia que le está resultando magnífica. “Creo que en una agrupación de este tipo se inculcan valores como la importancia del esfuerzo, la disciplina, el saber estar… Además, permite a los niños sentir que no están solos, que forman parte de un equipo en el que todos tienen que apoyarse para conseguir un buen resultado”, afirma la madre.

El primer concierto

Elena Bonet observa a su hijo Pablo durante un ensayo individual.

Lo curioso es que ella ingresó en el Coro Ciudad de Salamanca al mismo tiempo que su hijo. El día de la prueba infantil descubrió por casualidad que también se realizaba una para entrar en la Coral Polifónica, la de adultos. No se resistió al impulso, porque la música le gusta desde siempre. Cuando era pequeña, los domingos acompañaba a su padre -radiotécnico de la COPE- al estudio, y mientras él realizaba sus tareas, ella se metía en la discoteca a escuchar “de todo: zarzuela, música clásica, Amancio Prada, heavy…”. No es su primera experiencia. Hace 20 años formó parte del Coro Francisco Luis de Vitoria, y hasta se animó a fundar la tuna femenina de Salamanca junto a varias compañeras.

Dos décadas después de aquello, afronta su primer Concierto de Navidad con el Coro Ciudad de Salamanca, que será este lunes en el teatro Liceo. “Estoy un poco nerviosa, porque para mí la Navidad es muy entrañable. Para nosotros estará dedicado desde el corazón a mi padre; de su hija y de su nieto”, comenta. Pablo también está “muy nervioso” por su primer concierto, previsto para el miércoles dentro del ciclo Navidad Polifónica. Su madre sabe que será emocionante. “Soy muy llorona”, confiesa.

En estos momentos, el Precoro y el Coro de Niños cuentan con 31 y 61 coralistas, respectivamente. Su directora señala que este tipo de agrupaciones se encuentran en un momento de cierto “auge”, e incluso comienza a ampliarse el repertorio de composiciones creadas específicamente para las voces infantiles.

También se observa un interés creciente por los coros de adultos. Francisco Udaondo Puerto lo llama “remontada”. Desde 2013 dirige, junto a Elena Blanco Rivas, el Coro Tomás Luis de Victoria, el segundo más antiguo de Salamanca (fue fundado en 1973) -el primero es el Coro Universitario de Salamanca, creado en el seno de la USAL en 1950)-. Explica que en el año 1990 esta agrupación musical de la Universidad Pontificia de Salamanca integraba a 120 coralistas. Cuando él asumió las riendas, el grupo contaba con apenas 25 miembros, una cifra que se ha duplicado en los últimos años.

Una de las actuaciones del Coro Tomás Luis de Victoria de la Universidad Pontificia.

Un descubrimiento

“Las preferencias de los universitarios han cambiado. Antes mostraban un interés mucho mayor por actividades asociativas y culturales, como el voluntariado, el teatro, la asistencia a conferencias y debates, los coros…, mientras que ahora está muy presente lo que yo llamo el universo botellón. Los jóvenes ven los coros como algo muy lejano, friki, aburrido, algo reservado a las personas que saben de música. No es cierto. Y cuando descubren este mundo se encuentran con una vivencia muy intensa, muy rica. Crean un grupo de amigos estupendos, viajan, se relacionan con otras agrupaciones… Yo les digo que el coro será uno de sus mejores recuerdos como universitarios”, sostiene Udaondo. Además, añade, “en España estamos poco acostumbrados a trabajar en equipo, y en un coro se aprende que con el esfuerzo de cada uno se logra un gran resultado, y eso es mucho más satisfactorio y enriquecedor”.

“Los coros enganchan”, concluye. “Por la música y por la convivencia”. Él lo sabe bien. Comenzó cantando a los 13 años en el del colegio y en el de la parroquia, en su Ponferrada natal. Y desde entonces no ha logrado dar esquinazo al gusanillo.

Un escenario fértil en Salamanca

Podría decirse que Salamanca es tierra fértil para la música coral. Profundizar en todas las agrupaciones existentes, en su historia y en su repertorio sería una complicada misión. Las hay institucionales (las del Coro Ciudad de Salamanca y de la Escuela Municipal de Música y Danza), asociativas (Contrapunto, De Mvsica Antiqva, Coral Salmantina, Annuba…) o universitarias, como el Coro Universitario de Salamanca y el Tomás Luis de Victoria, los de mayor trayectoria y proyección, junto con el Francisco Salinas, fundado en 1987 por Victoriano García Pilo para dotar a la ciudad “de una agrupación coral estable”.

Conciertos de Navidad

CIUDAD DE SALAMANCA

Las distintas agrupaciones del Coro Ciudad de Salamanca, de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, actúan estos días dentro del ciclo ‘Navidad Polifónica’, que este año tiene como escenario el teatro Liceo:

– Coro Juvenil y Coral Polifónica. Lunes, 18 de diciembre, a las 20:00 horas.
– Precoro y Coro de Niños. Miércoles, 20 de diciembre, a las 20:00 horas.

ESCUELA DE MÚSICA

La Escuela Municipal de Música y Danza cuenta con dos agrupaciones que también ofrecerán un concierto dentro del programa de ‘Navidad Polifónica’, el Coro Santa Cecilia y el Coro de Cámara. Será el martes, 19 de diciembre, a las 20:00 horas.

FRANCISCO SALINAS

El Concierto de Navidad del Coro Francisco Salinas será este viernes, 15 de diciembre, a las 20:00 horas, en la iglesia de La Purísima.

TOMÁS LUIS DE VICTORIA

El Coro Tomás Luis de Victoria de la Universidad Pontificia de Salamanca ofreció su concierto navideño este pasado jueves en la iglesia de El Carmen.

CORO UNIVERSITARIO DE SALAMANCA 

El Coro de la Universidad de Salamanca, uno de las agrupaciones corales universitarias más antiguas de España, ofrecerá su repertorio navideño este sábado, 16 de diciembre, en el Auditorio de la Hospedería Fonseca. A las 20:00 horas.

CONTRAPUNTO

La iglesia de San Juan de Sahagún acogerá este domingo, 17 de diciembre, el Concierto de Navidad del Coro Contrapunto. Será a las 18:30 horas.

ASOCIACIÓN ANNUBA

La Coral Anuba ofrecerá dos actuaciones estos días. Este sábado, en la iglesia de San Pablo, a las 20:15 horas, y el jueves, 21 de diciembre, en los balcones de La Malhablada (19:00 horas).

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*