Villamayor celebra estos días su tradicional Feria de la Piedra

El municipio organiza el evento anual que sirve para dar a conocer su recurso más preciado y conocido: las canteras

En marcha la decimoctava Feria de la Piedra de Villamayor, que durará hasta el próximo miércoles. Este año el ayuntamiento ha incrementado el presupuesto para su celebración en unos 15.000 euros, hasta alcanzar los 47.500. El evento servirá un año más para dar a conocer los recursos naturales de la población, y en concreto, uno de sus bienes más preciados: las canteras.

‘La piedra en el tiempo’,título de esta edición, cuenta con la presencia de escultores profesionales y también estudiantes de la Facultad de Bellas Artes y la Escuela de Arte de Salamanca, que dan forma estos días a sus piedras, en la carpa situada junto al  museo.

Este festejo además incluye una exposición pictórica de Violeta Monreal, dibujos que ya adornan el edificio inacabado que hay junto al Ayuntamiento. También la creación de un mural en el que participan alumnos de la Facultad de Bellas Artes para expresar representando la efigie de unas manos.

El sábado, en la cantera de Cabeza de Maya, desembarcarán tres carretas antiguas tiradas por bueyes que transportarán dos sillares de piedra de Villamayor de unos 500 kilos cada uno. La tercera llevará en su carga ropas de trabajo de la época antigua. Tras más de dos kilómetros por caminos empedrados, entraran en el municipio hasta llegar en la plaza del Ayuntamiento. Esto se realizará como muestra de homenaje a la Universidad y también al comienzo de las obras de la Plaza Mayor de Salamanca.

Durante los días de feria en la plaza del ayuntamiento podrán verse obras que se han realizado en otros certámenes. Impulsa Villamayor ha organizado un mercado medieval que se podrá ver en el hábitat minero durante el domingo con eventos como cetrería, actividades ecuestres y ambientación.

Larga vida para la piedra de Villamayor

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*