Las autoescuelas auguran su “ruina” si continua la huelga de examinadores

Los centros de Salamanca secundarán este viernes una manifestación para exigir el fin de un conflicto que dejará pendientes más de 1.000 carnés de conducir

Un conductor con su permiso en la mano / Foto: Pixabay

Las consecuencias de la huelga convocada por la Asociación de Examinadores de Tráfico (ASEXTRA) todos los lunes, martes y miércoles hasta el 31 de julio comienzan a ser insostenibles para los centros que preparan a los alumnos que desean obtener el permiso de conducir. Si hace un par de semanas el grupo El Pilar protagonizó una protesta espontánea frente  a la Dirección Provincial de Tráfico (DGT) en Salamanca, ahora la movilización se extiende a la práctica totalidad de las autoescuelas de la provincia, que este viernes secundarán una manifestación para exigir el fin de un conflicto que comienza a dañar seriamente su actividad.

La situación, sin embargo, podría empeorar. Ante la falta de respuesta a sus demandas por parte de la Administración,  los examinadores de Tráfico han confirmado que el paro será indefinido a partir de septiembre, lo que supondrá la cancelación total de las pruebas para obtener el carné de conducir y, según el presidente de la Asociación de Autoescuelas de Salamanca, Luis Rodero, “la ruina” para estas empresas.

De momento, los 20 días iniciales de huelga convocados por ASEXTRA a partir del pasado 19 de junio están suponiendo la anulación de unos 50 exámenes diarios en Salamanca, por lo que las autoescuelas calculan que el 31 de julio se habrán suprimido “entre 1.000 y 1.100 pruebas”. Además, aunque los alumnos afectados habían empezado a recolocarse en otras fechas, la cantidad de exámenes cancelados hace muy difícil encontrar huecos disponibles, ya que solo se celebran pruebas dos días a la semana y en agosto la DGT no examina, aunque este año se prevé cierta actividad.

Camiones de las autoesculas El Pilar, durante la protesta que tuvo lugar hace dos semanas.

Ante este panorama que está causando importantes trastornos a los alumnos y pérdidas a las autoescuelas, quienes desean conseguir el carné de conducir mantienen su decisión en suspenso hasta que termine la incertidumbre, de modo que las nuevas matriculaciones han caído de forma estrepitosa. “Muchas autoescuelas están dando vacaciones forzosas a sus profesores, pero con esto la situación puede solucionarse un mes. ¿Qué pasará a partir de septiembre, con una huelga de examinadores indefinida? Algunas tendrán que plantearse despidos o expedientes de regulación de empleo”, advierte Rodero, quien recuerda, además, que para muchos alumnos la obtención del permiso de conducir no es un capricho, sino un requisito indispensable para optar a un puesto de trabajo o para presentarse a una oposición.

“Pedimos que los examinadores y la DGT se sienten a negociar y no salgan hasta que hayan llegado a un acuerdo”, reclama el presidente de la Asociación de Autoescuelas de Salamanca. Este viernes, 33 de los 38 centros que funcionan en la provincia saldrán a la calle con su flota de vehículos para levantar la voz y exigir una solución al conflicto.

Partirán a las 13:00 horas de la calle Riaño para seguir por la avenida de los Agustinos Recoletos, paseo Torres Villarroel, Álvaro Gil y avenida Mirat, hasta llegar a Gran Vía, donde realizarán una pitada frente a la Subdelegación del Gobierno. Posteriormente los manifestantes continuarán por el paseo de Canalejas y el puente Felipe VI, para finalizar en el barrio de San José.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*