Fallece a los 69 años Luis Montes, el doctor salmantino que abogó por la muerte digna

Sufre un infarto de miocardio durante el trayecto en coche hacia un acto en Murcia

El doctor salmantino, Luis Montes, dedicó gran parte de su vida a defender la muerte digna. FOTO: DGRATIS Salamanca.
El doctor salmantino, Luis Montes, dedicó gran parte de su vida a defender la muerte digna. FOTO: DGRATIS Salamanca.

Este jueves, 19 de abril, el doctor salmantino que luchó por la muerte digna, Luis Montes, fallecía de un infarto de miocardio a los 69 años. Montes, natural de Villarino de los Aires (1949), jubilado desde 2005, había trabajado como facultativo y coordinador del Servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, Madrid. Y se dirigía a un acto en Molina de Segura, Murcia. El doctor, que viajaba como copiloto, ha sufrido una muerte repentina en el vehículo durante el trayecto a Murcia.

La vida del salmantino se vio envuelta por denuncias de sedaciones irregulares a enfermos terminales y, en 2005, fue investigado por la Consejería de Sanidad dirigida por Manuel Lamela. Se le acusaba de practicar la eutanasia a 400 enfermos y Sanidad llegó a afirmar que “la unidad triplicaba la media de muertes” y que “se habían detectado 73 casos de muertes sospechosas”. En 2008, se sobreseyó el caso -que ya se había decretado así en 2007- por no poder demostrar que las sedaciones estuvieran relacionadas con las muertes y se suprimió la fundamentación jurídica que se refería a mala praxis. Así, Montes pasaba del anonimato a la vida pública en lo que se conoció como el caso Lamela que también se acusaba a otro doctor, Miguel Ángel López Varas.

“Después de la infamia… el tiempo me dio la razón”, relató Montes a este periódico

“Después de la infamia me hice un hombre público y eso me costó asumirlo. Partiendo de una denuncia anónima se creó una cortina de humo y una campaña pagada en los medios de comunicación para dar entrada a la privatización de los hospitales. Y el tiempo me ha dado la razón”, comentaba Montes a este periódico DGRATIS Salamanca, hace algunos años.

Luis Montes tuvo que jubilarse forzosamente. “Lo cierto es que ha supuesto una liberación para mí, después del caso Lamela y de la lucha por la sanidad pública”, aseguraba.“Hice la residencia en La Paz, después participé en la apertura del Hospital General de Móstoles y, en 1986, abrimos el Hospital Severo Ochoa de Leganés,  del que fui director. Desde el año 2000, coordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa, cargo que desempeñó hasta el 2005. Hasta el momento de jubilarse ha trabajado como facultativo en el Servicio de Urgencias de dicho hospital.

Lucha por una muerte digna

Luis Montes presidió, desde 2009, la Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD), agrupación que defiende la despenalización de la eutanasia, el acceso universal a los cuidados paliativos hospitalarios y extrahospitalarios, a la sedación, la implantación y difusión del testamento vital, y el derecho a la autonomía del paciente, así como el respeto a su voluntad y libertad individual. En 2008, Montes se incorporó a a asociación y trabajaba como divulgador para dar a conocer la posibilidad de que el final de la vida fuera como desea cada persona. “Ésa es la diferencia de ser súbdito a ciudadano”, explicaba a DGRATIS Salamanca el doctor.

Lo cierto es que la muerte de Luis Montes ha suscitado numerosos mensajes de condolencias entre ellos los de los diputados socialistas y los de Podemos que le han ovacionado en el Pleno de la Cámara. Éstos últimos han protagonizado varios tuits, como el de José Manuel López, diputado de la Asamblea General de Madrid.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*