Escultores aprendices en la planta de Pediatría del hospital

El artista Miguel García ha enseñado a los pequeños a crear obras de arte utilizando sus propias manos para representar su fuerza y su lucha contra la enfermedad

Uno de los niños participantes en el taller / Fotos: Sacyl

La planta de Pediatría del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca se ha convertido hoy en un taller de escultura donde los pequeños han aprendido a crear sus propias obras y a disfrutar con un proyecto artístico en el que han participado tanto los niños como sus padres y acompañantes.

Con un equipo de artistas profesionales dirigidos por Miguel García, los menores han seguido todos los pasos para crear con moldes especiales una escultura que representa sus propias manos. Para ello, han utilizado alginato, un material usado por dentistas y odontólogos para fabricar piezas dentales. Una vez finalizada la actividad, los niños se han llevado a casa su obra como recuerdo.

“Estoy encantado con la experiencia, porque hacer el taller en el hospital era un objetivo importante para nosotros. Ha sido una pasada, al final han aparecido más niños de los que esperábamos”, ha afirmado García.

El escultor también ha explicado que con este taller busca “entender la mano como una obra de arte, que ellos se den cuenta de que pueden paralizar el momento” y crear una réplica que simbolice “su paso por el hospital y su fuerza y energía” en su lucha contra la enfermedad.

La iniciativa forma parte del proyecto artístico Uniendo manos-Creando Arte, impulsado por Restnova, empresa galardonada con un premio USAL Emprende en 2015.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*