La reina de la paella embotellada es salmantina

La salmantina Beatriz Albo, residente en el Reino Unido, triunfa en el mercado gastronómico con su paella embotellada, receta con la que ha ganado un concurso de salsas promovido por la BBC

En el concurso Top of the Shop BBC TV.
En el concurso Top of the Shop BBC TV.

Mamá, si esta comida estuviera embotellada, triunfabas”, le dijo un día su hijo. Y desde entonces, no paró de darle vueltas a la cabeza.

Hacía ya algunos años que Beatriz Albo había llegado a Gales, cuando tan sólo era una joven que intentaba abrirse camino en la vida. Fue en 1992, al acabar Biología en Salamanca cuando puso rumbo a Reino Unido para trabajar con una beca en la debía investigar sobre ‘cómo darle sabor a las comidas’. Se pasaba las horas estudiando sobre biología molecular. Más tarde cursaría el doctorado en un centro del norte de Gales perteneciente a la Universidad de Cardiff.

Un día, unos amigos de su hijo vinieron a casa, como en muchas otras ocasiones y, cómo no, querían comida española, así que le tocó cocinar. Y la frase de su hijo martilleaba en el pensamiento: “Si se pudiera embotellar…”.

Hacía ya tiempo que esta salmantina no se embarcaba en un proyecto de investigación. Un aborto por el que perdió a sus gemelos y la ruptura matrimonial la obligaron a dejar la profesión.

Pero aquella frase de su hijo Albert había dejado tocada a Beatriz. “Ya está”, pensó. “Tengo que hacerlo”. Así que hizo de la cocina de casa un laboratorio. Sometía a cada salsa al escrutinio de su familia y la repetía una y otra vez hasta dar con la fórmula exacta. Ella era la cocinera pero, también, juez, jurado y verdugo. A la gente le encanta la comida española y si fallaba, estaría faltando no sólo a la tradición de España, sino a la de su familia que le había enseñado cuanto sabe entre fogones. Y ella no se vendería por menos.

Allí estaba la fórmula, perdida entre sus cálculos y las ollas de la cocina

Un día, la encontró. Allí estaba la fórmula, perdida entre sus cálculos y las ollas de la cocina. La que le daba todo el sabor a unos gramitos de arroz, un sabor a paella, un sabor con mucho amor. Le confió el diseño de los logos a su pareja, Paul, y lanzó al mercado en 2014 una botella que contenía el concentrado de paella, hasta aquel momento inédito. Message in a bottle, de Sting había sido la banda sonora de su vida; ahora, le honraba con Paella in a Bottle.

Empezó a vender su producto en los mercadillos del barrio, pero pronto se le quedaron pequeños. Las botellitas de ‘Sabor de Amor’ volaban al momento. Y es que una buena paella requiere de tiempo y de saber hacer, dos premisas que ya no hacen falta con el secreto acristalado de Beatriz. Tan solo se necesitan 250 gramos de arroz, la salsa de beatriz “y lo que se le quiera echar”, cómodo y listo in five minutes. Más tarde, incorporó el comercio on line.

Concurso

Beatriz, en la cocina de su casa.
Beatriz, en la cocina de su casa.

Hace algo más de un año, llegó a sus oídos que iban a poner en marcha un concurso gastronómico al que decidió apuntarse. “No voy a clasificarme”, pensó Beatriz; quien, a pesar de confiar en su cocina, sabía que vivía en el país por excelencia de la cocina hindú. Y así, por sorpresa, se vió en un concurso de la BBC en septiembre del año pasado, donde compitó con otros cuatro aspirantes que apostaban por el curry, el picante y un caramelo líquido. Y ganó. Su paella in a bottle arrasó. Y ella quería gritarlo al mundo entero, pero debía permanecer en silencio hasta abril de 2018, cuando se emitiese por televisión.

La noticia voló, Beatriz regresó a España, a televisiones nacionales… y fue objeto de duras críticas. “No es un caldo básico, es un concentrado y, antes, no existían. Ahora sí veo fumés con sofritos, pero nada más. Esto es otra cosa, esto lleva todo el sabor con las proporciones exactas. Y no digo que sea mejor que la paella valenciana… Es una receta que se hace en mi familia”, se defiende.

Nadie es profeta en su tierra, pero lo cierto es que esta salmantina ha tenido el honor de cenar con embajadores en Londres el día de la Hispanidad, de estar en el televisivo Top of the Shop con Tom Kerridge, de vender más de 14.000 botellas desde abril de este año…

Y, en la actualidad, va a dejar de lado la cocina de su casa para “hacerlo más profesional”. Sumergida como está en las obras de acondicionamiento de una nave que le abrirá las puertas a la industrialización, ¿quién sabe cuál es el límite? Nadie es profeta en su tierra… hasta que embotelle la chanfaina, y podamos decir: ¡Beatriz es de Salamanca. Mi Salamanca!

 

Perfil

Beatriz Albo, con su concentrado de paella.
Beatriz Albo, con su concentrado de paella.
  • Nombre: Beatriz Albo
  • Ocupación: Investigadora y empresaria de la marca ‘Sabor de Amor’
  • Lugar de residencia: Brymbo, Wrexham Borough, Gales, Reino Unido
  • Habitantes: 4.836
  • Distancia:  1.360’23 kilómetros
  • Diferencia horaria: Una hora menos

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*