Primeros pasos por la capital del buen gusto

La salmantina Paula Vázquez cambió la manga corta por el abrigo de plumas en sólo unas horas. Hace un mes que aterrizó en Hasselt, Bélgica, para cursar cinco meses de Erasmus

Paula Vázquez aprovecha residir en Hasselt para visitar Bruselas.
Paula Vázquez aprovecha residir en Hasselt para visitar Bruselas.

¿Por qué una persona se decide por estudiar periodismo si esta es una de las profesiones peor tratadas del planeta? Muchos encuentran la respuesta en el hecho de investigar, hallar y contar la verdad, aunque sigue siendo una incógnita irresoluta para el 99% de los casos. Sin embargo, los estudiantes tienen aprendida la mejor de las lecciones, sin idiomas ya no se va a ningún lado. Y éste parece haber sido el argumento por el que la salmantina Paula Vázquez, que cursa un doble grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, le ha servido para embarcarse durante cinco meses en un programa Erasmus y dejar, de momento, Salamanca. “Decidí irme de Erasmus para aprender inglés. Considero que es muy importante para mi carrera”, afirma la joven.

De este modo, Paula solicitó a comienzos de este año una vacante dentro del programa universitario rumbo a la que se conoce como la capital del buen gusto, del refinamiento, la ciudad de moda del norte de Bélgica, donde todo está cerca, la impoluta —con varias patrullas de limpieza al día— y ‘chocolateada’ Hasselt. “Éste era uno de los destinos donde podía practicar inglés y me apetecía mucho ir a Bélgica. Es uno de los países más céntricos de Europa y, desde aquí, puedes viajar a cualquier parte”, comenta.

No obstante, Paula, casi se queda a las puertas ya que quedó tercera en el examen de nivel de idioma y sólo ofertaban dos plazas. Pero, unos días antes de comenzar las clases, la Universidad Pontificia se puso en contacto con ella y le anunció que una de las personas había renunciado a su vacante; por lo que Paula sólo tardó un día en decidir y aceptó la propuesta. “Fue una semana muy ajetreada. Tuve que hacer muchos papeles tanto en Salamanca como en Hasselt, la tarjeta sanitaria, buscar vuelos, residencia…”.

La salmantina aterrizó en la ciudad belga un 15 de septiembre y comenzó las clases tan sólo dos días después. Su primera impresión fue la diferencia climatológica. “En Salamanca, hacía todavía calor y aquí ya llevamos plumífero y fular. De hecho, lo primero que hice fue comprarme una cazadora porque hace muchísimo frío y los días son más cortos”.

Confiesa que aprovechará que tiene dos semanas y media de vacaciones para regresar a Salamanca y estar con su familia en ‘los Santos’ y Halloween. “Echo mucho de menos a mi madre y hablo todos los días con ella por videollamada y con mis primos, por Whatsapp, que es maravilloso”. Aunque lleva tan sólo un mes, no ha perdido el tiempo. Paula ha disfrutado de las fiestas patronales de Hasselt pero también ha aprovechado para conocer otras ciudades como Brujas, Amberes, Lovaina y Lieja. “Aquí el tren es superbarato pero contrasta con la comida que es muy cara”, compara.

También, encuentra diferencia con los españoles, “los belgas son menos abiertos”. De hecho, en esta parte de Bélgica “se habla flamenco pero también francés e inglés”. Sin embargo, la universidad es ‘harina de otro costal’. La salmantina la describe como un espacio “enorme y con unos servicios que superan a los que se proporcionan en España”.

Los comienzos nunca fueron fáciles y Paula acaba de aterrizar. Nada que el afán de superación y entusiasmo, que la caracterizan, no lo puedan vencer.

Perfil

  • Nombre: Paula Vázquez
  • Ocupación: Estudiante de doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Pontificia
  • Lugar de residencia: Hasselt, Bélgica
  • Habitantes: 77.124
  • Distancia:  1.393’04 kilómetros
  • Diferencia horaria: La misma

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*