Cinco razones para estudiar inglés en la Universidad

Viajar, acceso a una educación sin fronteras, manejar Internet, entender expresiones en el cine e, incluso, comprender parte de nuestro propio lenguaje son algunos de los motivos para estudiar el idioma de Shakespeare

Las razones para estudiar inglés son muchas y variadas y si, además, contamos con el añadido de hacerlo en una universidad que fue fundada en el año 1218, sobran argumentos.

Uno de los motivos principales que se debe tener es viajar. Viajar suma experiencias y enhechiza el alma y si hay un idioma universal con el que puedes entender (y hacerte entender) ése es el inglés.

Si de continuar con los estudios se trata, saber inglés abre las puertas a casi cualquier educación. Tema aparte es la cuestión monetaria…, pero contar con una buena base de inglés abre la puerta a numerosos centros de enseñanza y sin fronteras, ni límites de países. Además, gracias a la globalización inequívoca del inglés, cada vez más textos y sitios web están editados en el idioma de Shakespeare, un 56 por ciento nada menos. El inglés reina en Internet y en las tecnologías, smartphones, aplicaciones, programas, etc.

Parecería una aberración la siguiente argumentación pero, a pesar de que el castellano provenga del latín, con el inglés entenderíamos muchos de los vocablos que se utilizan en la actualidad en nuestro idioma. Y es que no son pocos los anglicismos que campan a sus anchas por España y que la RAE, tarde o temprano, acaba por aceptar.

Los amantes del séptimo arte encuentran muchas barreras para adaptarse a la realidad de sus contenidos; títulos y expresiones cinéfilas se presentan con un desajuste idiomático. Conocer inglés abriría la mente a un entendimiento y traducción óptimos.

Y lo mejor de todo, es un reto sano, alcanzable y asequible.

La USAL imparte nuevos talleres de idiomas

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*