Carmen Mª Alonso: “Me siento afortunada por perpetuar el legado de una mujer valiente”

Desde hace un mes se encuentra al frente de la Facultad de Comunicación de la UPSA, en la que se formó y donde ha trabajado como profesora durante casi una década. Confiesa que está muy motivada para continuar el excelente trabajo que ha realizado su antecesora y mantener vivo el espíritu de la fundadora de la facultad, Mª Teresa Aubach

Un mes después de la toma de posesión de su cargo como decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia, y en una jornada tan significativa como el el Día Internacional de la Mujer, Carmen Mª Alonso confiesa su suerte por haber tomado las riendas de un proyecto que su antecesora sacó adelante de manera brillante y por continuar el legado de una mujer valiente, como fue Mª Teresa Aubach, fundadora de los estudios profesionales de Periodismo en Salamanca.

La Facultad de Comunicación ha contado con tantas decanas como decanos…

Pues sí, es cierto: Mª Teresa Aubach, Ana Lucía Echeverri, mi antecesora, Asunción Escribano, y ahora me toca a mí. La verdad es que siento que del empuje y la ilusión que puso Aubach en este proyecto todavía vivimos. Ella fue quien se empeñó en crear la Facultad de Ciencias de la Información en Salamanca, la quinta de toda España, que comenzó a andar en 1988. Luchó por hacer del Periodismo una ciencia, una profesión, no un oficio. Fue una valiente.

¿Cómo afronta esta etapa en el decanato?

Con mucha responsabilidad, pero sobre todo, con mucha tranquilidad, porque me han dejado una bases muy sólidas sobre las que trabajar. A mi antecesora le tocó una etapa difícil, con la renovación de los grados. Lo resolvió de manera excelente y ahora toca dar un paso más, esa es mi tarea. La Facultad goza de buena salud, contamos con cuatro Grados bien afianzados y ahora toca continuar los planes de expansión. La verdad es que la motivación es muy fuerte.

¿Cuál es el objetivo de esta nueva etapa?

Ahora toca ampliar la oferta, dar mejores servicios a la sociedad y a los alumnos, a los que tenemos que preparar en muchos frentes, para que puedan ser competitivos en un mercado tan agresivo como el actual. Debemos investigar para averiguar qué demanda el mercado y dotar a los alumnos de las herramientas y conocimientos adecuados para satisfacer esas necesidades.

El mundo de la comunicación está en evolución constante gracias a las nuevas tecnologías. Sin embargo, parece que cualquiera puede transmitir una información gracias a los dispositivos móviles y las redes sociales.

Efectivamente, se ha producido una transformación en el mundo de la comunicación gracias a la tecnología. No podemos olvidar que el ser humano necesita comunicarse para sobrevivir. Es imposible parar la tendencia natural que tenemos de comunicarnos y que ahora podemos desarrollar gracias a las nuevas herramientas que nos brinda la tecnología. Por eso, ahora tenemos una gran responsabilidad, educar a la sociedad para que sepa discernir entre la información que ofrece un profesional y los mensajes que cualquier persona puede enviar a través de la Red. Esa labor concierne a las familias y también a los maestros y profesores. Por otra parte, también los profesionales de la comunicación tenemos que hacernos valer y reivindicar a las empresas e instituciones nuestro papel. En un departamento de comunicación o un medio de comunicación debe trabajar un profesional formado en este área.

En este sentido, ¿han perdido peso las Humanidades frente a las competencias tecnológicas…?

Pues recientemente he participado en un encuentro de creativos, donde acudían profesionales del sector (estudiantes, universidades, agencias…). Allí se planteó la pregunta de cómo teníamos que formar a los futuros creativos. La conclusión fue clara, hay que darles una formación en Humanidades muy potente en un ámbito en el que parece que las tecnologías lo son todo. En esta era, el uso y conocimiento -que no podemos abandonar- de las herramientas tecnológicas viene rodado; sin embargo, debemos hacer hincapié en el Arte, la Literatura, la Psicología… que los jóvenes tengan referentes.

Retomando la jornada de este jueves, el Día Internacional de la Mujer, ¿las chicas siguen siendo mayoría en las aulas de su facultad?

Te puedo hablar del Grado de Publicidad, que es donde imparto clases. En este caso, el 80 por ciento del alumnado son mujeres. Un desequilibrio tremendo que cambia cuando se incorporan al mercado laboral. Tanto es así, que el número de creativos hombres trabajando es mayor que el de mujeres. Y otro dato esclarecedor: en las ceremonias o actos de entrega de premios, suben a recoger su distinción más hombres que mujeres. Desde luego, es un comportamiento que debemos estudiar. Por qué ocurre esto. Por suerte, estamos hablando de profesiones modernas, que han surgido en una época en la que se lucha por la igualdad.

¿Has sufrido en algún momento discriminación por ser mujer?

No, nunca. Jamás he sentido frenos a la hora de desarrollar mi trabajo o de alcanzar un puesto de mayor responsabilidad, ni en el mundo académico ni tampoco en los medios de comunicación. En mi ámbito personal o familiar sí he vivido esa etapa de “querer hacerlo todo”, pero aprendí a delegar, a no tener remordimientos por no ocuparme de todo. Yo percibo el cambio social. Creo que el hombre ya ha entrado en un territorio que tradicionalmente se atribuía a la mujer.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*