¿Eres capaz de desconectar durante las vacaciones?

Guardar dispositivos tecnológicos en la maleta puede generarnos la presión de tener que estar alerta y obligarnos a responder a cualquier mensaje

Ir al trabajo, hacer deporte, realizar la compra, recoger a los niños en el colegio, limpiar, cocinar… Cada día la lista de “cosas que hacer” es mayor. Es el momento de desconectar. El verano trae consigo un paréntesis que bien aprovechado tiene importantes beneficios para nuestra salud física y mental. Pero, ¿es posible desconectar del todo? Y, sobre todo, ¿sabemos hacerlo?

Según un estudio realizado por Adecco, hasta un 35% de los trabajadores no consigue despejar su mente durante las vacaciones estivales, frente al 65% que sí logra olvidar sus tareas y funciones completamente. El doctor Héctor Galván Flores, director Clínico del Instituto Madrid de Psicología y miembro de Top Doctors asegura que “determinadas personas presentan mayores dificultades para desconectar debido a factores como las ambiciones personales, el exceso de responsabilidad, la cultura de la empresa, el cargo o las cargas que tenga cada uno, etc. Sin embargo, encadenar largos periodos de rutina sin descanso, puede provocar que elevemos nuestros niveles de ansiedad y estrés”. Y adiós a disfrutar nuestras vacaciones.

La tecnología
Uno de los principales factores que favorece nuestra continua conectividad es el tecnológico. Querer estar constantemente informados y en contacto con las personas para no perdernos nada, incrementa la dependencia al uso de los dispositivos móviles, impidiendo despejar la mente de la rutina. “Meter dispositivos tecnológicos en la maleta puede generarnos la presión de tener que estar alerta y obligarnos a responder a cualquier mensaje o llamada, en cualquier horario y en cualquier lugar, cuando realmente no es necesario, ni te aporta nada en ese momento. Durante las vacaciones, lo único en lo que debes centrar la mente es en ti mismo y en los que te rodean”, asegura el miembro de Top Doctors.es®, plataforma online para encontrar y contactar con los mejores especialistas médicos de la sanidad privada, auditados y certificados por el proceso de selección de doctores más riguroso del mundo.

Más temidas son las consecuencias de no atender a los dispositivos móviles cuando se trata de trabajo. “El temor a las represalias, a perder el puesto, a no saber qué te vas a encontrar cuando vuelvas… esa incertidumbre es la que nos provoca miedos. Sin embargo, el equilibrio, la conciliación y el respeto por nuestro tiempo y descanso, deben ser una prioridad durante las vacaciones. Por salud”, añade.

Más estrés que hacer ‘puenting’
El estrés que vuelve tarda en desaparecer. Leemos un mail, recibimos una llamada o mensaje procedente de la oficina, o nos encontramos con una noticia o artículo relacionado con nuestra actividad profesional y de repente, toda la desconexión conseguida se esfuma en cuestión de segundos. “Existen estudios, como Science of the Moment realizado por el neuropsicólogo británico David Lewis en el que se analizan las diferentes fuentes de estrés, que reflejan cómo atender una llamada, email o mensaje de trabajo fuera de horario laboral, puede producir más estrés que practicar actividades de riesgo como puenting, discutir con la pareja o estar inmerso en un atasco de hora punta”, explica Héctor Galván. “Estar en contacto con el ambiente laboral altera nuestro descanso y nos mantiene alerta durante horas o quizás días, lo que puede hacer que tengamos que volver a partir de cero en lo relativo a la desconexión, cuando llevamos ya la mitad de nuestras vacaciones consumidas”.

CONSEJOS

  • Antes de salir de vacaciones deja todos los asuntos que puedas solucionados antes de coger el coche, el tren o el avión de manera que tu jefe, tus compañeros o tus empleados tengan que evitar molestarte con llamadas o mails.
  • Desconectar Internet. Volvamos a la época en la que el móvil solo se utilizaba para llamar y dejemos de mirar WhatsApp y de consultar el correo cada cinco minutos.
  • Silenciar. Si te resulta imposible desconectar Internet, silencia el teléfono. Los avances de la tecnología son los que han hecho evolucionar al mundo y no tenemos que renunciar a ellos si sabemos utilizarlos correctamente.
  • Fija horarios. Mira el móvil únicamente en ciertos momentos del día. Existen muchas más cosas en las que puedes emplear tu tiempo en vacaciones además de revisarlo.
  • Un buen libro. Hay vida más allá de la pantalla de tu smartphone. ¿Qué tal si cogemos un buen libro y dejamos a nuestra mente volar a otros mundos en los que no hay notificaciones de WhatsApp?

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*