Las bicis son para el Camino de Santiago

La Asociación Discamino parte de Salamanca y llegará a la capital gallega el día 10 de julio, en la primera etapa recorrió 67 kilómetros en 5 horas de pedaleo

Javier Fernández y su copiloto, Silvia Rey.
Javier Fernández y su copiloto, Silvia Rey.

Muchos son los peregrinos que llegados de todas partes se reúnen en Santiago de Compostela motivados por diversas razones, desde religiosas hasta el amor por las rutas senderistas o como simple reafirmación de conseguir un objetivo. Ésta última parece ser la que motiva a la Asociación Discamino, cuyos integrantes partieron en bicis el pasado 3 de julio desde Salamanca con la vista puesta en alcanzar la gloria en Santiago de Compostela el 10 de julio.

Y para desplazarse, utilizan una especie de bicicletas adaptadas para que personas con algún tipo de discapacidad puedan disfrutar del trayecto de la mejor manera posible. Desde la asociación, hacen un llamamiento a los salmantinos para que se unan a esta iniciativa en la que van a estar apoyados en todo momento por copilotos que impulsarán las bicis. Y parece ser que ya está surtiendo efecto, Mercedes, una chica con parálisis cerebral probó el triciclo y, problablemente, en septiembre se anime a hacer un ‘minicamino’ con el grupo.

La Asociación Discamino hace tan solo un año que se ha formado como entidad pero llevan desde 2009 planificando rutas, unas 35, gracias al inspector de la Policía Local de Vigo, Javier Pitillas, y a su cómplice, una persona con discapacidad visual y auditiva, Gerardo Fernández.

Juntos recorrieron parte del Camino de Santiago y, bajo las críticas de Gerardo ante la falta de adaptación de los enclaves para que cualquier persona con algún tipo de discapacidad pueda salir en peregrinación, se pusieron manos a la obra para idear rutas y buscar albergues o puntos de interés que favorecieran el paso a estos aventureros.

A primeros de julio, este grupo llegó desde Vigo hasta la capital del Tormes, donde les recibió la Policía Local salmantina en un acto de encuentro con coloquio incluido. Además, el grupo formado por 12 personas, tres de ellas con discapacidad, pernoctaron en las dependencias de la Jefatura “gracias a las buenas instalaciones y comodidad” que les brindan, así lo calificó Javier Pitillas. Y el jefe de Policía Local de Salamanca, José Manuel Fernández, les recordó que están a su disposición, incluso, “si necesitan apoyo en algún tramo con los coches patrulla”.

El 3 de julio, el grupo recorrió 67 kilómetros, unas cinco horas de pedaleo de Salamanca a Zamora, entre los ya amigos que cumplen la premisa de que las barreras se pueden superar y la de que ‘si se camina solo, se llegará más rápido, pero acompañado, mucho más lejos’.

Integrantes de Discamino, en las dependencias de la Policía Local en Salamanca. FOTO: DGRATIS Salamanca.
Integrantes de Discamino, en las dependencias de la Policía Local en Salamanca. FOTO: DGRATIS Salamanca.

Con la ayuda de la Policía

La Asociación Discamino termina el proyecto Ruta de la Plata, donde han recorrido 100 kilómetros en dos partes, sólo les quedaba Salamanca – Vigo. Y, además, el pasado 2 de julio les recibió la Policía Local de Salamanca, donde pernoctaron en las instalaciones para llegar el día 10 de julio a Santiago de Compostela.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*