Alfonso González: “Soy panadero y me siento orgulloso de cómo he vivido”

Premio Carbajosa Empresarial

El Ayuntamiento de Carbajosa entregará el próximo día 31 los premios Carbajosa Empresarial, que reconocen la labor, dedicación y trayectoria de los profesionales que componen el tejido empresarial del municipio. Entre los galardonados de esta edición 2018 se encuentra Alfonso González, un hombre que a sus 82 años presume de ser panadero y de tener a su espalda muchas horas de trabajo y pocas de sueño, pero sobre todo, una satisfacción enorme por haber conseguido que su negocio le permitiera vivir bien y legarlo a sus hijos.

Alfonso, un premio que viene a ser el reconocimiento a toda una vida de trabajo…
Bueno, la verdad es que al principio me pareció que yo no era merecedor de este premio. Hay muchos empresarios en el polígono que lo merecen más que yo. Después me fueron convenciendo y la verdad es que la categoría de ‘A la trayectoria profesional’ encaja conmigo, porque he dedicado toda la vida, desde los 12 años, a hacer pan.

Desde niño. ¿Cómo comenzó con el negocio?
Bueno, por mis padres, que montaron una panadería en Carbajosa en el año 1944. Estaba en la calle La Fuente, no donde la tenemos ahora. Era muy pequeña y tenía un horno de adobe en el que había que meter y sacar la leña con un rastrillo. Se hacía todo a mano.

Así que lo vivió desde niño…
Lo viví y lo trabajé. No podía ir a la escuela, había que ayudar en casa, así que iba a dar “paso”, como unas clases particulares, por la noche a la Casa de las Conchas.

¿Fueron sus padres quienes montaron la panadería actual?
Más adelante, en el año 69, compraron terreno junto a la panadería actual y montaron un negocio más moderno. Los herrajes de aquella instalación están colocados como decoración en el patio de mi casa. Ya teníamos hornillo, no hacía falta limpiar manualmente, aunque la elaboración del pan seguía siendo completamente artesanal.

Entonces Carbajosa era un pueblo pequeño, tendrían que salir a vender el pan a otros municipios…En aquella época llevábamos el pan a la ciudad, hasta Garrido llegábamos. Pero entonces dictaron una orden por la que prohibían a los panaderos de los pueblos llevar el pan a la capital. Tuvimos que reorganizarnos para poder continuar con el negocio.

¿Cómo lo solucionaron?
Pues creamos una cooperativa del pan. Nos juntamos 13 panaderos de los pueblos de alrededor y nos fuimos a Tejares, que ya pertenecía a Salamanca. Montamos una panadería moderna a la derecha de la carretera, pasado el pueblo, en unas naves que ya están derruidas. En aquellos años trabajábamos mucho. Yo me fui a vivir a Salamanca y me levantaba a las dos de la madrugada para ir a trabajar -el pan tenía que estar listo para el desayuno-; elaborábamos muchísimos panes, funcionaba muy bien y trabajamos muy organizados. Además, existía una asociación de panaderos por la que se regulaba el sector y establecíamos los precios… Fueron años brillantes de la profesión para todos.

¿Hasta cuándo estuvieron allí?
Cuando se anuló la orden y volvieron a permitir la venta de pan desde los pueblos. La cooperativa se disolvió. Mis hermanos y un cuñado, que también trabajaban en ella, montaron sus propios negocios, uno en Salamanca, otro en Santa Marta… y yo volví a Carbajosa. Monté otra panadería en el año 1988, ya donde se encuentra la actual.

Aunque el pan de su pueblo es muy apreciado en el municipio, lo cierto es que son los hornazos los que le han dado reconocimiento fuera de la provincia…
(Risas). Es verdad y es curioso. Empezamos a hacer los hornazos en este obrador y nunca nos imaginamos que pudieran gustar tanto. Ha habido Lunes de Aguas, que entre los días previos y el mismo día de fiesta, hemos elaborado 5.000 piezas, día y noche, sin descanso y con la ayuda de toda la familia. Recuerdo que en alguna ocasión, la cola para comprarlos llegaba hasta Caja Duero, a la carretera. Se hizo tan popular que comercializamos hornazos por toda España.

¿Y cuál es el secreto para que le salgan así de sabrosos?Pues yo creo que es el horno de leña, que favorece una cocción perfecta que le da a la masa una textura y esponjosidad especial.

Se jubiló hace unos años, pero el apego al negocio es inevitable…
El negocio lo llevan los hijos, que además lo han ampliado y estoy muy orgulloso porque les va bien. Ya no estoy para madrugar, aunque ahora no madrugan como hacíamos antes. Pero sí que es verdad que algunos clientes que traen tostones para asar piden “que lo haga el abuelo”.

Además de su carrera como empresario, también ha participado activamente en la vida política de su localidad…
Sí, fui alcalde durante dos legislaturas y participé con otros cargos en la vida del ayuntamiento durante otros tantos años, hasta 2005, cuando lo dejé. Fueron unos años de mucha actividad, vivimos el desarrollo de Carbajosa. Pasó de ser un pueblo de 600 habitantes a una localidad de 7.000.

¿El crecimiento de Carbajosa favoreció su negocio?
Bueno más consumidores, pero también más competencia y sobre todo, entró en el mercado el pan congelado. Pero al final, y se está comprobando, el pan de calidad, el artesano tiene su espacio y la tendencia es que suba el consumo frente al pan congelado.

VII Edición de los Premios Carbajosa Empresarial

Las empresas La Ola Escalada, en la categoría de Emprendedores; Gamo Energías, en la categoría de Innovación y Desarrollo; Led Box, en Proyección Exterior; Diber Cars, como Imagen de Empresa; y la Panadería de Carbajosa, en Trayectoria Empresarial, son las cinco empresas seleccionadas por el jurado para recibir los Premios Carbajosa Empresarial 2018 que se entregarán en el acto que tendrá lugar el próximo día 31 de mayo.

Los Premios Carbajosa Empresarial es una iniciativa del Ayuntamiento de Carbajosa de la Sagrada que tiene como objetivo reconocer la labor de las empresas así como poner en valor el tejido industrial del municipio que cuenta con algunos de los polígonos industriales más importantes de la provincia de Salamanca.

La séptima edición de los Premios Carbajosa Empresarial se celebrará el jueves, día 31 de mayo, a las 20:00 horas, en el colegio Isabel Reina de Castilla, situado en el Camino de Los Arapiles de la localidad.

En este acto de entrega de los galardones participarán, además de los representantes municipales y los empresarios del municipio, otras autoridades de la provincia de Salamanca.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*