El Hogar Escuela de Pizarrales albergará el centro de formación de Cruz Roja

La institución humanitaria y la Fundación España-Duero firman un acuerdo que garantiza la continuidad social de unas instalaciones que este mismo lunes abandonaron las religiosas del Amor de Dios tras una labor de décadas

Vista general del Hogar-Escuela Sagrada Familia.

Sólo un día después de la marcha de las cinco religiosas que aún residían en el Hogar Escuela Sagrada Familia de Pizarrales se desvela el futuro de las instalaciones que durante años han albergado un proyecto social nacido hace más de siete décadas a iniciativa de la Orden del Amor de Dios.

Las dependencias, toda una referencia en la zona, servirán para que Cruz Roja pueda centralizar todas las acciones formativas que desarrolla en Salamanca. Para ello, la institución humanitaria y la Fundación España-Duero han suscrito un acuerdo de colaboración que garantiza lo que deseaban los vecinos de Pizarrales, Barrio Blanco y El Carmen: un fin social para el inmueble construido en 1951 por la antigua Caja de Ahorros y Monte de Piedad -después Caja Duero– a través de su Obra Social, para proporcionar un lugar mejor en el que desarrollar el proyecto iniciado unos años antes por seis hermanas del Amor de Dios.

El centro ha estado siempre vinculado a esta congregación, que se ha granjeado “el cariño y la admiración del barrio y de las instituciones” por su “abnegada y ejemplar dedicación”, según destaca la Fundación España-Duero.

Ahora, Cruz Roja en Salamanca continuará con el espíritu de dedicación que ha caracterizado a este edificio situado en la carretera de Ledesma unificando en él sus acciones formativas.

Durante 2016 Cruz Roja ha formado a más de 7.000 personas en cursos de todo tipo. El objetivo de Cruz Roja será capacitar a más personas en acciones para mejorar la empleabilidad, formación socio-sanitaria, impartir certificados de profesionalidad y generar formación para colectivos en riesgo de exclusión y población en general.

Contenidos relacionados

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*