El García Bernalt ya es Espacio CardioProtegido

Los alumnos del instituto salmantino consiguen, con el apoyo de toda la comunidad educativa, la financiación necesaria para instalar un desfibrilador semi automático y recibir la formación necesaria para su correcta utilización

Un momento del curso de formación sobre técnicas de RCP y uso del DESA.

La implicación de los alumnos y de toda la comunidad educativa del IES Federico García Bernalt en el proyecto Bernalt CardioProtege ha dado ya uno de los mejores frutos. Muy pronto, el centro será espacio cardioprotegido gracias a la instalación de un DESA (desfibrilador externo semi automático) y a la formación de doce personas para su correcta utilización.

El logro forma parte de una ambiciosa iniciativa que arrancó a finales del pasado curso en las clases de Anatomía que imparte Rocío Vicente, profesora del Departamento de Biología del instituto, quien propuso a los estudiantes de primero de Bachillerato desarrollar una idea emprendedora que les permitiera aplicar los contenidos aprendidos en acciones beneficiosas para su entorno.

Así nació Bernalt CardioProtege, un proyecto que ha acabado por integrarse dentro del Programa General Anual del centro educativo y cuyo eje es la difusión de hábitos de vida saludables y la creación, a través del programa Un corazón, un DESA, de espacios que garanticen una adecuada asistencia de emergencia tras una parada cardiaca a través de la aplicación de maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) y el acceso a este tipo de desfibriladores diseñados para el ámbito extrahospitalario.

El esfuerzo de alumnos, profesores, familias y trabajadores del centro ha hecho posible que en poco tiempo se reúnan los 2.400 euros necesarios para adquirir el primer dispositivo, garantizar su mantenimiento y capacitar a una docena de personas para la utilización del DESA según los estándares europeos, una formación que se ha impartido esta misma semana. Según ha confirmado Rocío Vicente, el desfibrilador se instalará en el instituto  el último día de clase antes de las vacaciones navideñas en un acto público de alto valor simbólico.

Para reunir los fondos necesarios, los estudiantes, con la implicación de toda la comunidad educativa, han puesto en marcha múltiples iniciativas, como un rastrillo navideño y un desayuno solidario, entre otras ideas con las que han recabado la solidaridad general.

Pero más allá de este Espacio CardioProtegido FGB, que será de uso comunitario, el proyecto dará un paso más durante los próximos meses, ya que se prevé que, de la mano de Cruz Roja, todos los alumnos del instituto tengan acceso a formación sobre las maniobras y técnicas de RCP que deben aplicarse ante una parada cardiorrespiratoria hasta la llegada de los servicios de emergencias, ya que una correcta actuación en este sentido mejora de forma significativa las posibilidades de supervivencia del afectado.

Contenido relacionado

Corazones protegidos… y comprometidos en el García Bernalt

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*