Educar para conservar el medio ambiente

Este viernes, 26 de enero, se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental, que tiene como principal objetivo identificar el problema en el medio ambiente tanto a nivel global, como local y crear conciencia en los habitantes; en especial, en los gobiernos, en cuanto a la necesidad de participación por conservar y proteger el entorno. Es necesario informar y formar a la sociedad para que desarrollen prácticas sostenibles y de protección del entorno.

Los proyectos educativos en los colegios son esenciales para que las futuras generaciones se conviertan en habitantes responsables. En este sentido, desde Ecoembes se desarrollan diferentes campañas y propuestas a lo largo del año, como por ejemplo el concurso Los profes cuentan, cuya séptima edición se ha convocado.

El uso correcto de los contenedores, el aprovechamiento del agua, la reutilización de enseres, la recogida de aceite usado… son algunas acciones que van calando en la sociedad. Precisamente, el aceite usado es uno de los contaminantes más importantes y que se originan en el seno de los hogares.

Hace solo unos días se han publicado los datos referentes al año 2017, según los cuales, el Ayuntamiento de Salamanca, a través de la red de contenedores específicos gestionada por la cooperativa Porsiete, recogió 54.700 kilos de aceite vegetal usado (aceite de cocina), un 4,24% más que en 2016. El principal objetivo de este sistema es reciclar este residuo como materia prima en la producción de biocarburantes, como el biodiesel. Los meses de febrero y mayo fueron los de mayor recogida, con 10.125 y 8.260 kilos respectivamente, y junio el de menor, con 850 kilos reciclados.

En Salamanca, hay distribuidos 69 puntos de recogida de aceite vegetal para facilitar a los ciudadanos el uso de este servicio. Estos recipientes son de color naranja, de unas dimensiones de 135 por 150 centímetros, y en su parte delantera cuentan con dos huecos, a través de los cuales se pueden depositar los recipientes de aceite de cocina usado.

Por otro lado, y a falta de conocer los datos totales de recogida de envases de 2017, podemos decir que Salamanca se encuentra a la cabeza, entre las provincias de la región, a la hora de reciclar plástico y, sobre todo, papel. La cifra que maneja Ecoembes indica que cada salmantino deposita 12,7 kilos de residuos al contenedor amarillo; mientras que en el azul deja casi 24 kilos de papel y cartón.

Los estudios confirman que la sociedad está concienciada con la separación de residuos, tal y como se refleja en el número de cubos presentes en los hogares de Castilla y León, cuya media se sitúa en 3. No obstante, se detectan diferencias en función del área de residencia y el número de integrantes. De este modo, la media de espacios para el reciclaje tiende a incrementarse en los municipios de mayor tamaño (entre 10.000 y 50.000 y más de 100.000 habitantes).

Origen

El Día Mundial de la Educación Ambiental tuvo su origen a partir de la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente celebrada en Estocolmo, Suecia, en junio de 1972, en la cual se debatió la importancia de cuidar el entorno y se expuso la necesidad de unos principios comunes que ofrecieran a la sociedad una inspiración y guía para preservar y mejorar nuestro hábitat.

Actualmente, se pretende enseñar desde la naturaleza, utilizándola como recurso educativo, hay que educar para mejorar y apreciar el medio ambiente, hay que presentar y aprender conductas correctas hacia el entorno, no solo conocerlo. Se trata de la concepción de la naturaleza no como fuente inagotable de recursos, sino como un ecosistema frágil que tiene sus propias exigencias que hay que respetar por nuestro propio interés y supervivencia.

Nueva edición del concurso escolar Los profes cuentan 

La educación ambiental y la concienciación de los más pequeños sobre la importancia del cuidado de nuestro entorno es una de las principales vías que tenemos para garantizar el futuro de nuestro planeta. Una labor en la que los docentes juegan un papel protagonista, muchas veces como parte de su propio compromiso personal, y que Ecoembes, la organización medioambiental que fomenta la economía circular a través del reciclaje de envases, quiere recompensar con la transformación de su célebre concurso Los Profes Cuentan.

La primera fase del concurso, destinada al registro y participación de las iniciativas permanecerá abierta desde el próximo miércoles 31 de enero hasta el 23 de marzo, día en el que comenzará la preselección de los mejores proyectos. Más información en www.ecoembes.com.

Contenido relacionado

Diez ‘ecopropósitos’ para un 2018 más sostenible

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*