Diez trucos para evitar estafas al comprar por internet

Siete de cada diez internautas reconocen que adquieren productos y servicios a través del 'eCommerce', una práctica segura si se adoptan algunas precauciones para evitar fraudes

Según los últimos datos del Consejo Económico y Social (CES), la facturación del comercio electrónico en España creció más de un 23% en 2016, rozando los 22.000 millones de euros. Siete de cada diez internautas aseguran que realizan compras online, y un 40% de los ciudadanos del país adquiere productos y servicios a través de internet todos los meses. Pero si el eCommerce proporciona a los consumidores una vía sencilla para realizar sus compras y facilita su acceso a ofertas y rebajas, también amplía el riesgo de estafas y de que los hackers de internet hagan su agosto.

Para minimizar estos peligros, la plataforma internacional de pagos seguros Klik & Pay ha elaborado un decálogo de trucos para que los consumidores eviten caer en redes malintencionadas adoptando estas precauciones:

1. Si una oferta parece demasiado buena para ser cierta, probablemente no lo sea. Esta es la regla de oro. Se debe tener mucho cuidado con todas las ofertas a precios imposibles que nos llegan cada día por correo electrónico o que vemos en determinadas webs.

2. Revisa los textos que acompañan a la promoción. Un estilo errático, los errores ortográficos y gramaticales o las incoherencias son claros síntomas de que nos encontramos ante una estafa.

3. Evita hacer clic en los enlaces o descargar archivos adjuntos. Con la alerta encendida ante webs y correos electrónicos tan sospechosos por sus textos o precios imposibles, realizar cualquiera de estas acciones será como si abriéramos la puerta a los estafadores.

4. Fíjate en el nombre del remitente o de la web. Una vez analizado el texto y el precio, si crees que la oferta puede ser legítima, fíjate en la dirección web de la tienda online y en el email del remitente. Si no son más que una sucesión incongruente de letras y números, con toda probabilidad estás ante un estafador.

5. Introduce tu información personal y de pago sólo en sitios que estén respaldados por una conexión cifrada. Ya dentro de una tienda online, ten en cuenta esta norma por tu seguridad. Para saber si puedes confiar en una determinada tienda online, busca un candado verde en la barra de direcciones de tu navegador. El candado significa que la conexión es segura, por lo que los ladrones no pueden robarte la información. Si haces clic en el candado, verás toda la información de proveedor del sistema de pago que utiliza esa tienda. Si la tienda online se apoya en la plataforma de pagos de Klik & Pay, por ejemplo, ésta será la información que el comprador verá y sabrá que puede confiar en su pasarela con certificado de autentificación diseñada para luchar contra el fraude. Las transmisiones están encriptadas siguiendo los protocolos más eficientes para garantizar que no exista ninguna posibilidad de fraude.

6. Cuida tus contraseñas. A la hora de registrarte en una tienda online, podría ser una buena opción plantearte utilizar un administrador de contraseñas. Los desarrolladores de estos sistemas cuentan con potentes herramientas de cifrado y algoritmos para evitar que las contraseñas caigan en manos indeseadas. Es muy probable que los compradores se abran nuevas cuentas durante este periodo de rebajas, lo que significa que tendrán nuevas contraseñas que recordar, y apuntarlas en un cuaderno no es lo más seguro. Un administrador de contraseñas hace que sea mucho más fácil utilizar diferentes combinaciones para tus distintas cuentas, lo que te lleva a no repetir siempre las mismas, ya que lo recordará todo por usted. De este modo, si una de tus cuentas se ve comprometida, la persona que logró entrar en ella no podrá acceder a tus otras cuentas.

7. Sospecha de los que te piden más información de la necesaria. En los registros, mantén tu información personal en tu esfera privada. Ningún sitio online legítimo necesita información como los nombres de tus padres o tu número de la seguridad social. Las compañías de tarjetas de crédito tampoco piden sus claves a través de internet o el teléfono. Si no quieres sufrir un robo de identidad, mantente alejado de estas solicitudes sospechosas de información.

8. Compara precios y huye de las falsas ofertas. No hay que cuidarse sólo de los delincuentes, estafadores y ladrones de contraseñas. También hay que ser muy precavido con las presuntas ofertas. No siempre los anunciados descuentos del 50 o el 70% son tales. Es muy habitual descubrir precios similares, o incluso más baratos, en un mismo producto en distintas épocas del año y en otros puntos de venta.

9. Revisa las tarifas de envío de la tienda online y verifica su política de devoluciones. Así podrás evitar sorpresas desagradables en el proceso de compras. A menudo, los precios más competitivos en una comparativa de tiendas online se diluyen cuando se ve címo el coste de envío se come la anunciada rebaja.

10. Evalúa las reseñas y críticas. Haz una investigación sobre el producto y vendedor en el que estás interesado y lee las reseñas que otros usuarios hayan podido escribir en sitios independientes. Si no encuentras reseñas, o la mayoría de lo que lees es negativo, ¿merece la pena aceptar el riesgo?

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*