Cuarenta años al servicio de ‘San Eloy’

La Escuela de Arte de San Eloy rinde homenaje a dos de sus profesores más destacados de los últimos tiempos, Miguel Ángel Gasco Rodríguez y Ángeles Giménez Maderal, que se jubilan tras fomentar el espíritu en el centro y por la trayectoria “profesional y humana”

Miguel Ángel Gasco y Ángeles Giménez Maderal, homenajeados por el trabajo desarrollado en la Escuela de San Eloy, durante cuatro décadas.
Miguel Ángel Gasco y Ángeles Giménez Maderal, homenajeados por el trabajo desarrollado en la Escuela de San Eloy, durante cuatro décadas.

Pocos pueden decir que han destinado cuarenta largos años de su vida a un oficio y menos cuando se habla de Arte, profesión etérea y, en muchos casos, sin suficiente reconocimiento. No obstante, la Escuela de Arte de San Eloy  ha rendido su particular homenaje a dos de sus profesores titulares que se han hecho un hueco entre pupilos y compañeros. Tras cuarenta años, se retiran los dos protagonistas de esta historia: Miguel Ángel Gasco y Ángeles Giménez Maderal.

Por las aulas de San Eloy ya no marcharán físicamente estos maestros de la escuela, a no ser que hagan una visita a los usuarios pero seguirán bajo el recuerdo de quienes les califican como profesores “que han sabido mantener el prestigio de la larga trayectoria la de San Eloy, por su aportación humana y profesional y por la calidad de la enseñanza”. “Maestros de expresión plástica, dibujo y pintura, por los que han pasado niños, jóvenes y adultos de Salamanca” que han sabido sacar lo mejor de cada uno y han potenciado el aprendizaje y disfrute artístico”; lo que ha logrado que “muchos de ellos sean profesores y pintores de conocido prestigio”. “Nos enseñan a ver con el entendimiento y la razón”, alegan quienes tampoco se olvidan de la “aportación excelente de la profesora Flor Rodríguez”.

Escuela de San Eloy

Aunque, en la actualidad, el centro pertenece a la Fundación Caja Duero es el heredero de la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy. Comenzó su andadura el 18 de enero de 1784 con la concesión por Cédula Real de Carlos III. El contexto histórico enmarca una corriente europea de pensamiento Ilustrado, que identificaba como objetivo de desarrollo y progreso de los países, como el del campo de la educación, que dio lugar a la creación de las Reales Academias y de las Escuelas de Nobles Artes; la de San Fernando en Madrid de 1752 y, posteriormente, las de Valencia, Barcelona, Zaragoza y Valladolid.

“La Escuela de San Eloy vino a cumplir una pedagógica misión artística y de captación de voluntades para amar el arte, formar artistas y educar generaciones. Como vivero de una joven generación artística que encontrase el calor y los medios suficientes, donde el aprendizaje del dibujo sigue siendo el principal objetivo a cumplir”, aluden desde de la institución.

En el año 1947, llegó el Patrocinio de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Salamanca que sacó de una situación económica delicada a la Escuela permitiendo su continuidad. “Alumnos de la primera etapa fueron artistas salmantinos que gozan de prestigio en el ámbito local y algunos en el nacional”. Entre los profesores, “destaca especialmente la relevancia del gran pintor y profesor Zacarías González (1923-2003) de reconocida trayectoria artística nacional e internacional y de cuyas obras podemos disfrutar en su Casa-Museo en la calle Alarcón de Salamanca”.

Historia y tradición ensalzan la Escuela de Arte de San Eloy y los 235 años de su existencia, que fue fundada por uno de los gremios más tradicionales de Salamanca, el de los Plateros.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*