Buen inicio de la campaña de rebajas en Salamanca

UCE Salamanca recuerda que en este periodo los precios tienen que estar marcados con claridad y recomienda exigir siempre la factura o 'ticket', una prueba de compra imprescindible para formular reclamaciones en caso necesario

Interior del centro comercial El Tormes durante el primer día de rebajas.

La nieve y el frío favorecieron claramente a las grandes superficies en el inicio oficial de las rebajas de invierno, si bien los cambios motivados por las equivocaciones de los Reyes Magos con los gustos y las tallas contribuyeron a que el arranque del periodo de descuentos fuera positivo para el comercio salmantino en general.

En el caso del comercio de proximidad, los empresarios  afrontan la campaña con buenas expectativas, y cifran en un 3% el incremento interanual de las ventas en esta época de descuentos, según ha avanzado la Asociación de Empresarios Salmantinos de Comercio (AESCo). No obstante, insiste en que el actual “modelo liberalizado” de rebajas perjudica al sector y desorienta a los consumidores, “que no tienen claro en qué periodo es mejor hacer sus compras”, por lo que aboga por regresar a un calendario más definido, como sucedía hasta julio de 2012.

Un niño en la gruta del ‘Viaje al Centro de las Rebajas’.

Lo cierto es que algunos establecimientos ya habían ofrecido descuentos en los días previos, si bien el arranque habitual de las rebajas trae reducciones más drásticas, que llegan en algunos casos hasta al 70% desde las primeras jornadas. Así ocurre, por ejemplo, en algunas tiendas del centro comercial El Tormes, que amenizará esta campaña con el programa lúdico Viaje al Centro de las Rebajas, que se prolongará hasta el 7 de febrero y que permite a los niños a partir de los 5 años adentrarse en una gruta y disfrutar de verdaderos espectáculos geológicos (estalactitas, estalagmitas, simas, galerías laberínticas, cornisas…) y observar, en un recorrido de 20 metros y equipados como si fueran espeleólogos, pinturas rupestres que los trasladarán a la época prehistórica de los dinosaurios.

Para participar en este viaje de aventura sólo hay que presentar en el estand de la promoción uno o varios tickets por valor total de 20 euros en compras realizadas entre los días 7 de enero y 7 de febrero en cualquiera de los establecimientos del centro comercial.

Las rebajas también han comenzado en El Corte Inglés.

En cuanto a El Corte Inglés, la campaña comenzó el 7 de enero en tienda física y un día antes en la web, ofreciendo una amplia gama de productos con descuentos de hasta el 50%. En estos grandes almacenes los clientes buscan sobre todo artículos de moda y firmas prestigiosas a precios muy rebajados. Entre lo más demandado figuran abrigos, prendas de lluvia y moda en general, además de los complementos, el calzado, la marroquinería y los artículos y rendas deportivas.

En todo caso, y se compre donde se compre, siempre es necesario hacerlo con responsabilidad y adoptando ciertas precauciones, especialmente en campaña de rebajas. Algo tan simple como exigir siempre la factura o el ticket (en el que deben figurar, al menos, el nombre del establecimiento, el producto adquirido, el día, el importe abonado y el IVA) proporciona al consumidor la prueba de compra imprescindible para formular una reclamación o denuncia.

Así se ha subrayado en numerosas ocasiones desde la Unión de Consumidores de Salamanca (UCE), cuyo representante, Roberto Bernal, recuerda otras cuestiones fundamentales a tener en cuenta en campaña de rebajas: los precios tienen que estar especificados con claridad en la etiqueta o en el expositor, y no vale sólo el porcentaje de descuento; tienen figurar el precio rebajado y el anterior, “que debe coincidir con el habitual” y los artículos rebajados deben cumplir “las mismas normas de etiquetado y de calidad” vigentes, por lo que las rebajas no pueden ser “la excusa” para ofrecer a precios reducidos productos con defectos o taras.

De igual modo, Bernal, experto en Derecho de Protección al Consumidor y abogado de la UCE, aclara que, pese a lo que muchas personas pueden creer, el cambio de un producto comprado forma parte de la política comercial del establecimiento, por lo que no es obligatorio, excepto por defecto en el artículo. Sin embargo, “si durante el resto del año el establecimiento sí admite devoluciones, también deberá hacerlo en periodo de rebajas, salvo que informe claramente de lo contrario”. Además, recuerda que proporcionar hojas de reclamaciones a los consumidores insatisfechos  es obligatorio para los establecimientos comerciales, que se exponen a sanciones si no lo hacen.

Contenido relacionado

El comercio salmantino reclama un calendario oficial de rebajas

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*