“Ayudar a los demás forma parte de mi rutina diaria”

Victoriano Martín colabora con las Hermanitas de los pobres en Salamanca y lo define como "una forma egoísta" de ocupar su tiempo ahora que está jubilado

Victoriano Martín, en la congregación de las Hermanitas de los Pobres en Salamanca.

Victoriano Martín trabajaba en el cementerio hasta este año que se jubiló y, desde marzo, colabora con las Hermanitas de los Pobres en Salamanca. “Al jubilarme había un vacío en mi vida”, desvela, y lo llenó ayudando a esta congregación.

Así, se puso al servicio de la comunidad, como él lo define, pero deja muy claro que su trabajo no es duro: “Son las hermanitas y las trabajadoras las que llevan todo el peso. Son de oro molido”.

Victoriano ayuda en el área de enfermería masculina, una zona donde las personas son dependientes, y les hace compañía, les plantea conversaciones para que interactúen entre ellos, les motiva y les escucha. Ésta es su rutina de lunes a viernes desde las nueve y media hasta las once y media de la mañana. Además, segura que no lo hace de manera altruista sino que es “una forma egoísta” de ocupar su tiempo.

Por la tarde, pasa su tiempo con la familia y amigos pero eso no es todo, canta en dos coros: el de Franciso Salinas y el del Tomás Luis de Victoria. “Hay tiempo para todo”.

Esta jornada del 30 de noviembre, además, ha sido muy especial para todos los colaboradores de las Hermanitas de los Pobres puesto que la han pasado en convivencia, con misa y comida.

“La falta de tiempo no es una excusa para ser voluntario, se saca de donde sea”

“En Salamanca, hay gente que no tiene ni leche para desayunar”

Salamanca celebra el Día Internacional del Voluntariado

 

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*