El arbolado de la ciudad está ‘sano’ y no entraña riesgo

El arbolado está sano,no hay plagas detectadas aparte de las comunes, que pongan en peligro los 63.000 ejemplares distribuidos por jardines y áreas verdes

Las noticias difundidas meses atrás acerca de la situación del arbolado en los parques de Madrid, tras un desgraciado suceso que obligó a las autoridades locales a cerrar temporalmente el Retiro, nos han hecho más conscientes de la importancia que tiene el cuidado de nuestros árboles en el entorno urbano. De esta tarea se encarga la Concejalía de Parques y Jardines, que tiene registrados en torno a 63.000 ejemplares.

Temporales de viento, lluvia o nieve y plagas son algunos de los factores que pueden deteriorar los árboles que crecen en las áreas verdes. Desde la Concejalía de Parques y Jardines, aseguran que dentro de las labores de mantenimiento rutinario, se incluye la inspección visual del arbolado. “Cada zona verde tiene sus particularidades, problemas y condicionantes (suelo, exposición al viento, uso, etc.), en base a esto, la inspección se hace más exhaustiva si en algún caso se detectan anomalías. A partir de aquí, los ejemplares se marcan y se les hace un seguimiento periódico, teniendo en cuenta la especie, estado vegetativo y sanitario, ubicación del ejemplar o ejemplares, grado de afección de la anomalía detectada, etc. En muchas ocasiones, resulta la implementación de pruebas testificales mediante instrumental (resistógrafo y otros), que proporcionan una información del estado del ejemplar con el fin de afinar en el diagnostico”, explica Javier Bellido, técnico de área, quien asegura también que el año pasado se realizaron un centenar de pruebas diagnósticas a otros tantos árboles.

Sin embargo, a pesar de los protocolos de mantenimiento, los expertos municipales aseguran que “no existen, a día de hoy, técnicas capaces de explorar y cuantificar la estática y la solidez de toda la estructura del árbol, copa, tronco y anclaje, y el propio empuje del viento que puede llegar a ser caótico, turbulento e imprevisible, por lo que no es posible eliminar el riesgo en su totalidad”, resumen.

Poda
Otra de las tareas rutinarias de mantenimiento para mantener las plantas sanas es la poda. Estos días, están finalizando los trabajos que comenzaron semanas atrás. Además de controlar el crecimiento de las ramas, se busca minimizar el impacto de las mismas en las viviendas, un verdadero problema en algunos barrios de la ciudad, como en El Zurguén, donde están actuando estos días. Para solventar este hecho, cuentan con una máquina podadora, la única homologada en España y muy utilizada en Francia. Sus reducidas dimensiones le permiten pasar entre la acera y los árboles, recortando las ramas en línea y a la distancia deseada de la fachada. “Al repetir esta labor año tras año, se consigue que se forme un seto en altura, que dé sombra, que sea decorativo y que no moleste a los vecinos”, explican los técnicos.

Plagas
Vaya por adelantado que, “al cierre de esta edición”, remarcan los técnicos municipales, no se ha detectado ninguna plaga extraordinaria, fuera de las habituales, que afecte a los árboles del término de Salamanca. Y es que, el pasado mes de abril, el laboratorio nacional de referencia ubicado en Valencia, confirmó un nuevo caso de Xylella fastidiosa, -bacteria que provoca una grave enfermedad casi de mortandad en los cultivos leñosos, como olivos, almendros, viñas etc.-, al sureste de la Comunidad de Madrid.
Los servicios de jardinería del Ayuntamiento tratan de hacer frente continuamente a las plagas comunes, como las del pulgón, la negrilla, el oidio, la cochinilla, la araña roja, la procesionaria del pino, la roya, etc. Para cada una de ellas, se emplean diferentes métodos, siempre atendiendo a la reducción del impacto ambiental. En este sentido, durante los últimos años, se vienen potenciando métodos de lucha biológica para el control de plagas mediante la suelta de fauna auxiliar, así como el uso de insecticidas ecológicos para el control de ciertas plagas como puede ser el jabón potásico.

La especie adecuada
Otra de las medidas para evitar que las zonas arboladas suponga riesgo alguno es elegir la especie de árbol adecuada según las características del suelo, la orientación, la sombra que forme, la ubicación y su uso… Fresno, aligustre, tilo, sauce y arce son algunas de las especies más empleadas.

Alergias
Las personas alérgicas ya han empezado a experimentar los molestos síntomas que provoca el polen de determinadas plantas. Algunos de los árboles plantados en la ciudad son, especialmente, agresivos para quienes padecen esta dolencia. Aseguran desde el Ayuntamiento que este problema se tiene en cuenta a la hora de plantar arbolado en zonas de parques o de concentración de personas. Los cipreses, por ejemplo, altamente reactivos, se ubicarán solo en aquellos lugares donde históricamente estuvieran y formen parte del contexto arquitectónico. En este sentido, desde Ganemos Salamanca proponen un catálogo de árboles adecuados para la ciudad, ya que muchas de las especies que se están replantando hasta ahora “tienen una vida muy corta o no se desarrollan con la fuerza suficiente e, incluso, en muchos casos se trata de variedades que, por sus características, no tienen posibilidades de crecer en esta ciudad”, explica Virginia Carrera. El catálogo, elaborado por el grupo de trabajo de Medio Ambiente de Ganemos incluye las características de unas 60 especies, con sus pros y sus contras en cuanto a compatibilidad con el clima salmantino y las zonas más adecuadas para su supervivencia.


Críticos ante la “merma de ejemplares”

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio solicita al alcalde la reposición urgente de los árboles perdidos

La Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha solicitado recientemente que se atiendan los escritos presentados por la agrupación en los últimos años en los cuáles se solicitaba la reposición de todo el arbolado urbano perdido en la ciudad a fin de garantizar un ambiente sano y saludable en la misma, además de asegurar su imagen y pervivencia.

Desde este colectivo, manifiestan que la ausencia de árboles en nuestras calles, plazas, parques y zonas verdes, se ejemplifica en el Parque de la Alamedilla, en su zona infantil, y en la plaza de los Bandos, dos de los lugares más destacados y que, año tras año, pese a las buenas palabras, consolidan la merma del arbolado padecida.
Su queja se centra también en la pérdida del arbolado urbano en la Cuesta y Plaza de Carvajal. “Algo que también ocurre en la zona comprendida entre las vías Padre Cámara, Paseo de la Estación y avenida de Portugal o en la plaza del Comercio donde, además, el césped presenta grandes calvas por falta de un mantenimiento adecuado”.

Desde Ciudadanos por la defensa del Patrimonio, critican que el Ayuntamiento haya optado por sustituir árboles dañados por losas de granito “como en la calle Toro o junto a la Filmoteca Regional (Casa de las Viejas)”.
Asimismo, desde el colectivo, muestran su desacuerdo con los tiempos en la poda y el modo de ejecutarla, “que pueden acabar con la alteración de sus capacidades físicas”.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*