Animales en cuerpo y alma

La escuela canina que regentan Raúl Martín y Ruth Reyes enfoca el respeto por los perros como un modo de vida y de aprendizaje para reordenar conductas y convertir a estos amigos en los mejores compañeros

Los adiestradores Ruth Reyes y Raúl Martín junto con Milca.

Te ve levantarte del sofá y se pone en alerta, te pones los zapatos y ya está deambulando detrás de ti; y, si coges la correa… ¡ay!, si coges la correa… A veces, se pone tan nervioso que puede orinarse en casa o puedes llegar a tardar dos horas en salir porque no aciertas con el enganche del collar pues no para de moverse.

En el mejor de los casos, si has conseguido salir a la calle, parece un toro desbocado. Y, más que correr, esprinta cuando ve a otro perro y rezas para que no salgan mal parados. Sufres si hay un ruido fuerte ya que es capaz de volver a casa sin avisarte a tal velocidad que no lograrás alcanzarlo. Cruzará la carretera sin detenerse hasta ponerse ‘a salvo’ de lo que él ha considerado una amenaza. ¡Tira constantemente de la correa! Tú no paseas a tu amigo de cuatro patas, reconócelo, es él quien te pasea a ti.

Si por cualquiera extraña razón has reconocido como ésta tu historia, necesitas ayuda. ¡Y urgente!

Raúl Martín y Ruth Reyes comenzaron trabajando con animales hace cinco años y, hace año y medio, fundaron Alma Animal, una escuela canina que tiene entre su visión entender el adiestramiento canino como una forma de respeto para una mejor convivencia entre humanos y otros perros. Por esta razón, sus procedimientos son a base de una reconducción positiva.

“Cuando nos llega un nuevo caso, lo que hacemos es estudiarlo a fondo para poder trabajar con la mejor terapia que le convenga. Vemos cómo se comporta con otros perros, cómo lo hace en solitario, hablamos con la familia y sometemos a un test a todos los miembros por separado”, confiesa Raúl. “Contrastamos toda la información y el perro nunca nos engaña”, sentencia.

No sólo trabajan con los canes obediencias básicas o avanzadas, también lo hacen con la modificación de conducta para tratar agresividades, ansiedades por separación, miedos a superficies, socialización, etc.

“Hay que fomentar la creación del vínculo del guía con su perro porque son quienes van a vivir juntos y, por eso, educamos al humano y al animal. Serviría de poco trabajar sólo con el perro y nada con la persona”.

En la actualidad, tratan a 19 perros y sus guías pero, además, son unos expertos en pasarlo bien. “En esta ciudad, salvo en El Baldío, los perros no pueden estar sueltos; por ello, con el carné de socio pueden venir a jugar con nuestra supervisión”.

La detección terapéutica y deportiva son otros de sus puntos fuertes, trabajan para detectar sustancias y personas. Ya este verano compitieron en Liga Nacional de Perros Detectores, organizada en Salamanca y, en un mes, se van con la Guardia Civil y la UME a Albacete para continuar con la puesta en escena del rescate de personas.

Álex, un yoRkshire con mucho genio

Carmen Pérez, Sara Iglesias y Álex, un yorkshire terrier, son usuarios de la escuela canina Alma Animal. Cuando su familia detectó que el pequeño can tenía una conducta agresiva y era “muy escandaloso” con otros perros, según sus guías, contactaron con el equipo de Ruth Reyes y Raúl Martín para que se pusieran manos a la obra y poder corregir el temperamento de Álex. “Hemos empezado a trabajar con su agresividad y su alto nivel de estrés, provocado por el miedo. Cuando percibe un estímulo no sabe gestionar esa información y recurre al ataque”, confiesan desde la escuela. “Venimos dos veces a la semana y ya llevamos todo el mes con la terapia. Los resultados son evidentes, está más tranquilo y obediente”.

Más perros, más ayuda 

Según los últimos datos correspondientes al Registro Municipal de Animales, Salamanca cuenta con un total de 17.949 animales inscritos y aumentando. En el año 2016, se produjeron 1.541 nuevas altas y 560 bajas. Puesto que cada año aumenta el número de familias que decide adquirir un perro, resulta imprescindible que expertos de la talla de Ruth y Raúl aconsejen a sus guías sobre la mejor manera posible para socializarlos con el entorno.

Nuevas zonas 

El Ayuntamiento ha establecido seis zonas para el esparcimiento de perros en la ciudad y, además, ha puesto en marcha un paquete económico para habilitar este año otras once zonas más en: Garrido Norte, Tejares, Prosperidad, Vistahermosa, Garrido Sur, El Rollo, Pizarrales; en la calle La Radio y en los barrios de Los Alcaldes y El Zurguén.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*