300 kilómetros en parapente, el reto que surca el cielo de Candelario

Más de 60 experimentados pilotos participan desde la localidad salmantina en una competición que pretende superar, desde el Sistema Central, el récord de distancia, establecido en 250 kilómetros

Españoles, mexicanos, belgas, brasileños, británicos… Más de 60 pilotos de parapente de diferentes nacionalidades se dan cita estos días en a localidad salmantina de Candelario para participar en la competición 300 km desde el SiXtema Central que se celebra hasta el 22 de julio con el objetivo de superar el récord actual en la modalidad de distancia, establecido en 250 kilómetros de vuelo.

El evento está organizado por el Club Deportivo Ligacentro y el Ayuntamiento de Candelario, en colaboración con la Diputación de Salamanca, y los organizadores confían en la consolidación de la prueba, ya que las sierras de la provincia ofrecen “óptimas condiciones orográficas y aerológicas”.

“Es un área fantástica para la práctica de este deporte, una gran zona de vuelo en parapente con la posibilidad de despegues con muchas orientaciones y cotas de gran altitud”, según la organización. Y es que esta porción del Sistema Central es un magnífico enclave natural que cuenta con más de 10.000 hectáreas de terreno montañoso, con cumbres que superan los 2.400 metros de altitud, un entorno que permite a los pilotos disfrutar de paisajes con crestas, valles y circos glaciares desde los que se descuelgan corrientes de agua.

Varias horas de vuelo continuado

Como explica Alfonso Díaz, uno de los representantes de la organización de XC Candelario, en cada jornada de vuelo los 63 participantes despegan a la vez en torno a las 13:30 o 14:00 horas. Su objetivo es alcanzar los 300 kilómetros de vuelo continuado antes de las 21:30 horas, una meta que depende en buena medida de las corrientes térmicas.

De hecho, el fuerte viento que se ha registrado en la zona en los últimos días ha obligado a los pilotos a permanecer en tierra varias jornadas desde el inicio de la competición, que arrancó el pasado 15 de julio. Por el momento, la mayor distancia conseguida en lo que va de prueba son los 168,8 kilómetros recorridos por Daniel Rizo en la primera manga.

Los parapentistas son guiados por un equipo de expertos que están pendientes de las previsiones meteorológicas para elegir los mejores despegues, algunos de los cuales se realizarán desde la Covatilla, en la Sierra de Candelario-Béjar.

Según cuenta Alfonso Díaz, los participantes son, en general, pilotos experimentados y con la técnica y la destreza suficientes para permanecer volando durante horas. Entre ellos hay varios campeones, como Maite Moreno, una de las dos mujeres inscritas en esta competición que incluye dos concursos fotográficos: uno dirigido a los pilotos participantes en la prueba y en la concentración, en el que se presentarán imágenes de la sierra y el entorno, y otro destinado al público general, que puede presentar fotografías del mundo del parapente.

La cita 300 km desde el SiXtema Central  supone, además, una interesante inyección económica para esta comarca salmantina, ya que los asistentes se alojan en la zona durante la semana que dura esta intensa competición que salpica de color los cielos de Candelario y su entorno.

Galería:

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*