Las piscinas de San José se convertirán en un espacio de ocio, deporte y programas con fines terapéuticos

El proyecto apostará por el ejercicio en el agua y fuera de ella con fines terapéuticos y de rehabilitación para personas con lesiones y patologías

Las piscinas de verano de San José se convertirán en un nuevo complejo climatizado en la ciudad. El Ayuntamiento, a ravés del concejal de Deportes, Enrique Sánchez-Guijo, ha presentado el proyecto para climatizar y modernizar las instalaciones trastormesinas.

Este proyecto, que cuenta con un periodo de ejecución de doce meses, permitirá desdoblar la actual piscina de verano, de dimensiones olímpicas, en dos áreas, una estival como hasta ahora, y otra climatizada que podrá tener uso durante todo el año. La infraestructura mantendrá una zona verde con vasos al aire libre que convivirán con un recinto climatizado.

La zona climatizada estará compuesta por tres tipos de piscina que permitirán realizar actividades diferentes de forma combinada con agua a diferente temperatura. Habrá un vaso principal de 21 metros de largo por 12 de ancho y dos vasos accesorios de 10 metros de largo por 6 de ancho, con una profundidad de 1,40 metros, que permitirán la colocación de bicicletas y otros dispositivos para la realización de ejercicios en el agua.

La piscina se cubrirá de manera que esté visible desde fuera y contará con un cierre perimetral acristalado y comunicado con el edificio actual, permitiendo la convivencia entre la nueva arquitectura y la ya existente.

Por su parte, el vaso de la zona exterior, que mantiene su uso estival tradicional, tendrá unas dimensiones de 25 metros de largo por 19 de ancho y se sumará a la actual piscina infantil.

El proyecto incluye la mejora de la accesibilidad y la renovación integral del edificio contiguo. Entre otras actuaciones se mejorará el acceso mediante una rampa al edificio a pie de piscina, y se instalará un elevador con la finalidad de garantizar la accesibilidad a toda la instalación.

En la planta superior se ubicarán las zonas principales de taquilla, oficina, zonas de fisioterapia y fitness y una zona de vestuarios con acceso a la piscina climatizada y a la piscina  exterior. La planta baja se destinará a espacios para el personal, una zona polivalente para estiramientos y usos varios y el acceso a la sala de máquinas que quedará ubicada en el lateral de los vasos de piscinas.

El proyecto de instalaciones también recoge regulaciones en materia de sostenibilidad, medio ambiente y seguridad. En este sentido, la infraestructura contará con nuevos aislamientos y revestimientos, nuevos sistemas de depuración, sistemas automáticos de dosificación de productos químicos, sistemas de recuperación, utilización de luminarias LED y un sistema de control que garantizará el correcto funcionamiento de la instalación de acuerdo a los protocolos establecidos y con los criterios de eficiencia que permitan una utilización racional de los recursos naturales.

Un espacio de salud

La renovación y mejora de las piscinas municipales de San José no solo se comprende en un proyecto que convierte estas instalaciones en piscinas climatizadas y un gimnasio. Esta instalación acuática desarrollará un concepto global de salud. Será concebido como un centro que apostará por el ejercicio combinado en el agua y fuera de ella con fines terapéuticos y de rehabilitación para personas con diferentes lesiones y patologías.

En este sentido, la instalación sumará un espacio formativo dirigido a profesionales de la actividad física y de la salud para el diseño de programas de terapia acuática.

Así integra el uso de la piscina como espacio deportivo, de ocio y de salud que ha sido compartido por el equipo de gobierno municipal con el resto de grupos políticos en el Ayuntamiento, con los colegios profesionales vinculados al deporte, la medicina y la salud y con la asociación de vecinos del barrio de San José.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*